El huracán y la solidaridad del Gobierno

El Gobierno que encabeza el presidente Danilo Medina se ha caracterizado por reaccionar rápidamente cuando se trata de enfrentar fenómenos naturales o situaciones que afectan el interés colectivo.
Una prueba inequívoca de lo que estamos afirmando fue el operativo de prevención llevado a cabo por el COE y la oportuna visita de Danilo Medina a Vicente Noble y otras comunidades de la provincia de Barahona que fueron seriamente afectadas por los estragos del llamado huracán asesino.
El Presidente Medina al parecer no le gusta que le cuenten y se apersona a las zonas o regiones castigadas por alguna tragedia y de inmediato dispone la ayuda y solidaridad del Gobierno.
Pero esa filosofía o comportamiento gubernamental que ya forma parte del estilo de dirigir los destinos nacionales del Presidente Medina le ha granjeado grandes simpatías y el reconocimiento de una buena parte de los sectores sensatos del país.
Dándole continuidad a ese estilo y en una demostración de solidaridad y sentimientos humanitarios hacia el vecino Haití, el Presidente criollo realizó el pasado domingo un sorpresivo y relámpago viaje a ese país, devastado por el huracán Matthew, a fin de coordinar la ayuda que envió el gobierno dominicano a las víctimas de ese desastre.
Estamos en presencia de un gobernante con alto sentido de la solidaridad tanto en el plano nacional como internacional, el Lic. Danilo Medina Sánchez, que una vez más dedica sus días de asueto para ir en ayuda de los más necesitados.
El Gobierno dominicano inició un gigantesco operativo de ayuda humanitaria al vecino Haití, que incluye 25 mil raciones alimenticias, agua, medicinas, materiales de construcción, también brigadas de obreros que trabajarán en el restablecimiento de carreteras, puentes, caminos vecinales y el sistema eléctrico en una acción realmente impresionante y que aplaudimos.