El intenso y refrescante sabor de la jagua

25_11_2016 HOY_VIERNES_251116_ ¡Vivir!3 C

Una fruta tropical de un sabor y aroma muy penetrante: la jagua, la encontramos tanto en las zonas rurales como en las urbanas; en los distintos mercados y supermercados de la capital, en algunos patios traseros de las casas o cuando vamos al interior, en las carreteras y en la finca de los abuelos.
La jagua se caracteriza por ser de color castaño claro, redonda y tener semillas fibrosas. Cuando está madura, tiene múltiples usos: es utilizada para fines medicinales y culinarios… y algunos dicen que sirve hasta como repelente.
En el país, la Genipa americana, nombre científico de la jagua, es utilizada mayormente para hacer jugos, debido a su refrescante sabor. Por eso se dice que para muchos “beber jugo de jagua es casi como tomarse un vaso de agua”. Aunque se consume durante todo el año, junio, julio y agosto, cuando nos arropa el sofocante calor, son los meses cuando más se toma el jugo de esta fruta.
Con ella también podemos preparar licores, mermeladas, dulces, helados, polvos azucarados, infusiones y otras recetas más.
Propiedades. La jagua ofrece grandes aportes nutricionales. Es una fuente natural de hierro, riboflavina y sustancias antibacterianas. Además combate problemas diuréticos y estomacales. De igual forma sirve como tratamiento contra la bronquitis, la anemia y los riñones, además de ser antiinflamatoria.
Curiosidades. La jagua se seca, pero nunca se pudre. Y cuando el jugo de la jagua sin madurar hace contacto con la piel se vuelve color azul oscuro, por lo que es usado como pintura para el cuerpo.

Recetas

Jugo de jagua

2 o 3 jaguas
1 galón de agua
1/2 taza de azúcar
Preparación. Lavar bien las jaguas y abrirlas por la mitad. Sacar las semillas con toda la pulpa con una cuchara, asegurándose de también sacar la membrana que está entre la pulpa de la fruta y el manojo de semillas. Una vez la fruta está limpia, cortarla en gajos y colocarlas en un frasco de cristal lleno de agua. Dejarlo tapado por unas cuantas horas, luego echarle azúcar y moverlo con una cuchara. Servir con mucho hielo.

Dulce de jagua

2 jaguas
1 taza de azúcar
1 astilla de canela
1/4 taza de agua
Preparación. Primero, lavar la jagua y retirar las semillas. Luego, cortar la fruta en lonjas y ponerlas a sudar en un caldero con el agua y la canela por unos minutos hasta que se sequen. Añadir el azúcar y dejar caramelizar. Puede guardarla en un frasco bien tapado por varios meses, tanto en la nevera como en la despensa. Sirva con galletas, casabe o bizcocho.

Licor de jagua

1 litro de ron 151
9 jaguas medianas
5 tazas de azúcar
6 tazas de agua
Preparación. Lavar bien las jaguas, partir a la mitad, sacar la pulpa y semillas y cortar en tiritas. Colocar en un envase de cristal con cierre hermético, agregar el ron y tapar. Dejar macerar por 20 días, colocar una etiqueta con la fecha para que no se pase del tiempo indicado. Luego de que haya macerado la fruta con el alcohol, hacer un sirop ligero con el agua y el azúcar. Colar, escurrir bien la fruta, si es necesario exprimir, agregar el sirop, mezclar bien y embotellar. Servir bien frío.