El Kumbh mela, la mayor peregrinación del mundo, pone a prueba la tecnología

kumb

Nashik (India). Las nuevas tecnologías han encontrado en el festival hindú Kumbh mela en la India, la mayor peregrinación del mundo con millones de personas, el banco de pruebas ideal para experimentar aplicaciones informáticas que ayuden a organizar a las masas.

Kumbh mela o Kumbhamela tiene lugar de forma rotatoria cada cierto número de años, dependiendo de cálculos astronómicos, en cuatro puntos del país asiático, en Allahabad, Haridwar, Ujjain y Nashik, a los que millones de hindúes acuden durante varias semanas a bañarse en ríos sagrados para purificar sus pecados.   La mayor “mela” (feria o reunión en hindi) ocurre cada doce años en el Ganges a su paso por Allahabad, en el norte de la India, y en su edición de 2013 acudieron cerca de cien millones de personas.

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (Estados Unidos) emprendió entonces el proyecto Kumbhathon, para estudiar cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar en la organización de la ciudad temporal que se monta para esa inmensa cantidad de gente durante el mes y medio que aproximadamente dura el festival.

“Kumbh mela es algo predecible, pero incontrolable”, declaró a Efe Ramesh Raskar, uno de los investigadores del proyecto.   Hace dos años en Allahabab murieron 36 personas en una estampida y pensando en ello, Kumbhathon ha desarrollado una red informática y de telecomunicaciones que permita controlar la riada de gente que acude, con medidores del paso de peregrinos en puntos conflictivos y aplicaciones para teléfonos móviles que avisan de las incidencias.

“A través de Kumbhathon, nuestro equipo ha llevado la innovación tecnológica a Kumbh mela. Hemos fomentado que gente innovadora genere ideas con las que afrontar los grandes problemas que se plantean y les hemos guiado para que desarrollen prototipos que pueden ser probados en el mercado”, subrayó otro de los investigadores, John Werner.