El lado oscuro de la decoración

15_03_2017 HOY_MIERCOLES_150317_ ¡Vivir!4 C

ARQ. KIRSYS MEJIA

Cuando nos enfrascamos en algún proyecto de decoración encontramos que la gran mayoría prefiere trabajar con tonos claros y luminosos por sus bien sabidas bondades de potenciar luz y espacio. Los colores oscuros también tienen lo suyo: crean ambientes sofisticados y elegantes.
Si tu idea es hacer espacios diferentes y glamurosos, toma nota.
Cuando hablamos de decoración en tonos oscuros, el negro llega a la conversación. Este clásico puede funcionar en espacios contemporáneos y tradicionales y viene de la mano de crear contrastes interesantes y favorecedores. Si optamos por paredes en negro, lo ideal es dejar luz en techos y pisos con colores de más luz.
El gris es también uno de los preferidos en las paletas oscuras. En sus diferentes tonalidades, se traduce a espacios sofisticados y es perfectamente combinable con colores y estampados diversos.
El azul navy o intenso y los marrones cuentan como una opción válida para una base oscura. El papel tapiz facilita mucho el escoger estas tonalidades, pues las combinaciones y las diferentes texturas te ayudan a mezclar los oscuros con la decoración que ya tienes.
Además de la pintura y revestimientos en paredes podemos incursionar en los pisos, que hacen de tus espacios sobrios y actuales. Trata de comenzar con las áreas sociales de la casa como la sala y el comedor pues generalmente son las más amplias y puedes sacarles mayor provecho.
Si te toca cambiar mobiliario, arriésgate con sofás en negro o violeta intenso, también puedes trabajar las maderas en sus tonos nogal o cambiar las sillas del comedor por algunas tapizadas en gris plomo o color vino. La sofisticación puede llegar a tu hogar de la mano de muebles oscuros, pues pueden convertirse en puntos focales, como una repisa, mesa de centro o cabecera de la cama.
Los textiles pueden ayudarnos a lograr el interesante misterio de los tonos oscuros. Las cortinas, cojines y alfombras se mezclan con mucha facilidad con el estilo que escojas. Para que los espacios no luzcan opacos es importante tomar en cuenta que si no hay buena luz natural hay que crearla con bombillas, lámparas y luz artificial.
Los complementos decorativos te servirán para dar ese toque de estilo que deseas. Para un “look” más actual, mezcla los oscuros con metales como el bronce y el dorado; para una atmósfera completamente elegante y lujosa, opta por los cristales y si la idea es calidez o algo más “bojo” trabaja con las piezas en madera y las fibras naturales.
Cualquiera que sea el estilo decorativo que quieras lograr puedes ayudarte de los tonos oscuros, pues hay mucha tela por donde cortar.