El llamado de la vicepresidenta Cedeño

La unificación de las elecciones municipales con las congresionales y presidenciales le ahorraría al país más de cinco mil millones de pesos y le facilitaría a la Junta Central organizar esos comicios con menor dificultad y trauma.
Se afirma que el PRM es la organización política que más le convendría esa unificación y que al propio Leonel Fernández le permitiría una especie de bajadero en una negociación interna con Danilo por la eliminación del nunca jamás.
En cualquier negociación las partes tienen que ceder para arribar a un acuerdo o de lo contrario no hay solución y en el caso del Partido de la Liberación Dominicana un arreglo al respecto sería su tabla de salvación, pues las fuerzas de los dos líderes unificados serían invencibles a todos los niveles.
El Dr. Leonel Fernández demostró en su manifestación del pasado miércoles una gran capacidad de convocatoria, pero de nada le valdría tal cosa si no arriba a un pacto con Danilo para evitar que se repita la macabra sentencia: la operación fue exitosa, pero el paciente murió, y lo mismo se le aplicaría al actual Presidente de la República.
Ya el Dr. Leonel Fernández tiene que pasar de la presión y protestas a la mesa de conversación y desoír los radicalismos, cantos de sirena y la intransigencia, igual le toca a Danilo Medina.
Ambos, Danilo y Leonel, serían los responsables si el PLD se divide en las elecciones del próximo año y por ello el llamado de unidad formulado por la Vicepresidenta, Margarita Cedeño de Fernández, es dramático, sincero y oportuno.