El mágico efecto de las feromonas

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/8DC210A0-5E7E-43E1-A589-2F179A574C91.jpeg

Muchas veces se dice que entre un hombre y una mujer “hay química”. Bueno, es una excelente definición para ellos, pues quizás sin saberlo se ha establecido un flúido diálogo hormonal, responsable de ese deseo mutuo.

Las feromonas son substancias químicas naturales segregadas por el cuerpo a través de la transpiración, cuyo olor se desprende y flota por el aire, pudiendo ser captado por quien está cerca nuestro. Tienen un papel fundamental en la comunicación sexual, ya que son las que se encargan de atraer al sexo opuesto de la misma especie para conquistarlo.

El sentido del olfato no lo capta, sin embargo hay un pequeño órgano en la nariz, ubicado cerca del tabique nasal, llamado órgano vomeronasal que tiene la función de ser el receptor del mensaje de las feromonas y solo actúa entre animales de la misma especie. De este pequeño órgano se sabe desde hace más de un siglo, pero al no conocerse su función se creyó que era un vestigio inútil del aparato respiratorio.

El caso es que lo que el órgano vomeronasal capta no se registra conscientemente, pero su impulso sensorial va directamente al hipotálamo, la parte del cerebro que controla las emociones y la excitación sexual.

A la pregunta lógica de, ¿Por qué debo usar feromonas sintéticas si el cuerpo las produce naturalmente?, la respuesta es: Porque la cultura nos impone un comportamiento higiénico que nos priva de feromonas; duchas diarias, perfumes fuertes, lociones que tapan las secreciones corporales, y mucha ropa que no deja ni medio centímetro de piel al aire. ¿Será por eso que en verano se dan más casos de amores generalmente apasionados y cortos?, ¿Será esta también la clave de los caribeños para ser un poco más irresistibles que el resto de los mortales? Mucha piel al aire todo el año, más calor, lo que implica más transpiración…

ALGUNAS APLICACIONES

1. Ser sexualmente irresistible con su pareja.

2. Atraer a miembros del sexo opuesto.

3. Despertar nuevamente el interés y el deseo en su marido (mujer).

4. Interesar a un galán despistado que está en la mira.

5. Mejorar las relaciones laborales.

6. Tener éxito en negocios, ventas, entrevistas laborales, etc.

7. Superar la timidez.

8. Aumentar su autoestima.

9. Uso de las feromonas en entrevistas de trabajo o en los negocios.

Los instructores en venta enseñan que si un cliente es atraído por usted, es más probable que a usted le compren.

Las feromonas pueden ayudar a estimular una sensación inconsciente de gusto y comodidad hacia usted. Una vez que sus clientes tengan una sensación de atracción hacia usted, estarán más abiertos a escuchar su presentación y a comprar su producto.

Fuente: Revista Ciencia Plus