El magnate Robert Durst reconoció asesinato, según un testigo

Los Ángeles. El magnate estadounidense Robert Durst confesó haber matado a su cercana amiga Susan Berman, según la declaración de un testigo el jueves ante una corte de Los Ángeles.

Durst, de 73 años y cuya vida inspiró una serie de la HBO que condujo a su detención, está acusado del asesinato de su amiga Susan Berman en el año 2000.   Berman fue ultimada de un balazo en la cabeza la víspera de que tuviera que declarar en el caso de la desaparición de Kathleen Durst, la primera mujer del magnate.

Nathan Chavin, amigo de larga data tanto de Durst como de Berman, declaró que había hablado de la muerte de esta última durante una cerna con Durst en 2014.   Durst dijo que “no le quedaba otra” que matar a Berman, dijo Chavin al juez de la Corte Superior de Los Ángeles Mark Windham.

“Tuve que hacerlo. Era ella o yo. No me quedaba otra”, contó Chavin citando a Durst.   Según Chavin, Susan Berman le había dicho previamente que Durst le había confesado que había matado a Kathleen, quien le había pedido el divorcio.

La identidad de Chavin se había mantenido en secreto hasta el jueves, por el temor de que resultara herido antes de testificar.