El maíz 
Mil y una formas para aprovecharlo

http://hoy.com.do/image/article/185/460x390/0/A46A1A02-C0F3-4554-891C-BAE356B2EF48.jpeg

POR CLARA SILVESTRE
Las carretas varadas en algunas esquinas de la ciudad anuncian que es temporada de maíz. Es ocasión para que los que gustan de este cereal tan versátil aprovechen la oportunidad de degustar de la gran variedad de platos que con éste se pueden preparar.

¿Y por qué es tan versátil? Pues, sencillamente, por esas muchas formas en la que se puede aprovechar. Por ejemplo, las mazorcas pueden comerse sancochadas, y también con ésta elaborarse cremas, pudines, bollos, tamales, tortillas, panes, arepitas, locrios, ensaladas y pastas.

Algunos platos típicos de distintos países se preparan con maíz, porque inclusive junto al trigo se constituye en un cereal de alta producción mundial. Y aunque realmente es tan valorado, tomando en cuenta las tantas opciones que ofrece en la gastronomía, no debería resultar nada raro que se constituya un plato obligado en la alimentación diaria del país, como sucede en Perú, Chile y México.

Contiene vitaminas, calcio, hierro, potasio y cinc, y un importante aporte en grasas. Existen dos tipos: el tierno y el de trigal que es más duro, que contiene mayor cantidad de fécula y se procesa para conseguir harina y aceites de maíz.

Al comprarlos, tome en cuenta que estén lo más frescos posible, y colóquelos en la nevera para que conserven el dulzor y la vitamina C.

Cuando lo hierva, solamente déjelo unos minutos en el fuego para que no pierda la vitamina C. Otra buena opción es tostar las mazorcas en el horno y servirlas con mantequilla. Un dato importante es que el maíz tierno es rico en fibra, y por lo tanto alivian el estreñimiento. El maíz es una planta de rápido crecimiento, se introdujo en el Viejo Mundo después de la llegada a América de Cristóbal Colón. Apuntes antiguos lo sitúan a más de 5.000 años y era el alimento básico de los pueblos precolombinos, desde Chile hasta Canadá.