El maná, ahora en nuestras mesas

¿Eres de los que piensan que no existe un juego donde puedes entretenerte, disfrutar en familia y a la vez aprender la doctrina cristiana?

Maná, un juego de mesa, responde a la necesidad de la familia dominicana y, como pasatiempo de enseñanza bíblica cuenta con el respaldo de la Liga Bíblica y de la Sociedad Bíblica, así como la Iglesia Católica y otras instituciones, garantizando la aceptación de feligreses.

Cómo se juega

El juego contiene cuatro  fichas de diferentes colores, dos dados, 144 tarjetas, 12 tarjetas carcadas para dinamizar el pasatiempo y un tablero lleno de coloridas ilustraciones. Es para niños mayores de tres años, ya que tienen que saber leer.

Es imprescindible tener una Biblia a mano para participar. Cada jugador  deberá lanzar un dado y el número  más alto determinará el turno de los jugadores.

Cada jugador saldrá del desierto y avanzará conforme a los dados en el trayecto hacia la tierra prometida.