El mangú, un plato que ha conquistado el paladar extranjero

A pesar de que es una comida que se puede consumir en cualquier hora del día, el mangú es uno de los platos más tradicionales para el desayuno del dominicano. Se trata de un puré de plátanos verdes, que generalmente se acompaña con salami guisado, queso o huevos fritos. Ahh… también con aguacate y un escabeche con cebolla.

Es una receta antigua, y según cuentan los mayores, no tenía nombre hasta la intervención norteamericana de 1916 en el país, cuando los soldados probaron este alimento (al que quizás solo se le llamaba “plátano majado”), les gustó y dijeron “man good”, que traducido literalmente es “hombre, bueno”, queriendo referirse a que les gustó.

También se dice que la práctica de majar el plátano es de origen africano. Pero lo único cierto es que realmente es una delicia. Es un plato que encanta a todo extranjero que lo prueba.

Según un trabajo publicado en designyoutrust.com, el mangú es considerado uno de los mejores 50 desayunos del mundo.

Y aunque parezca simple, no todo el mundo sabe preparar esta receta, pues lo ideal es lograr una textura suave, casi tan suave como un puré de papas. Para lograrlo, hay que tener en cuenta ciertos detalles, como echarle un poco del agua donde se hirvieron los plátanos y luego agua fría, mientras se va majando. Además de mantequilla y leche (si desea), para ayudar a suavizar y darle sabor.

Un desayuno muy variado. Pero hoy día, las opciones de desayuno criollo han variado, algunos optan por un desayuno más “light” para empiezar su día o un chocolate caliente con pan o tostadas, avena, jugos, leche y frutas…