“El medio más relevante es el consumidor”

El consumidor se convierte en el medio de publicidad de las empresas

Los tiempos han cambiado. Y con ellos ha ido evolucionando la forma en que las personas ven y hacen las cosas.

En el ‘marketing’ pasa lo mismo. Y como explica el mercadólogo mexicano Fernando Anzures, a medida que el ‘marketing’ se ha ido moviendo o evolucionando “nos damos cuenta de que hay medios que empiezan a perder un poco de eficacia y hay otros que empiezan a ser más relevantes, pero sobre todos los medios, el más relevante es el consumidor, que es el que tiene la capacidad no solamente de recibir, sino de generar en prácticamente cualquier medio”.

Y aunque las formas de comunicarse se han multiplicado, el “boca a boca” (“word of mouth”, en inglés), continúa siendo una de las herramientas más eficaces que existen para venderse.

“Él (el consumidor) se puede convertir en una televisión, utilizando Youtube y subiendo un video; se puede convertir en un diario, utilizando un buen blog, o en un noticiero, a través de las redes sociales”, señala el profesional, quien participó en Mercadexpo 2013 de la Universidad Iberoamericana (Unibe), en una ponencia sobre “El poder del word of mouth” y su libro “El consumidor como medio”.

Anzures explica que el consumidor empieza a entender ese dinamismo, donde no solo es el fin, sino que también es el medio.

El socio y director de la revista “Marketing News” indica que la eficacia de las sugerencias es tal que “un estudio global dice que 8.5 de cada 10 personas confían en la recomendación de un amigo. Es el medio más confiable. Y el segundo, con un 47 % son los “post” en línea. Porque sigue siendo la voz de un amigo: este ya no te lo dice de frente, sino que te lo pone en un muro y te dice, ‘ve este video’, donde comparte un producto interesante”.

Entonces, el “boca a boca”, después de muchos años, permanece con más fuerza, a través de las nuevas tecnologías.

Mejorar los servicios. Fernando Anzures cree en el poder que tiene el hecho de ofrecer un buen servicio.

Señala que si las compañías se dieran cuenta, en vez de gastar tanto dinero en publicidad, invertirían la mitad de este en servicios y el ‘marketing’ se cuadruplicaría.

“El buen servicio puede mejorar el ‘marketing’, porque si una persona tiene buena experiencia en un banco, por ejemplo, al salir de ahí lo va a contar. Lo recomendará. Entonces esa persona se convierte en un embajador natural de la marca”, expresa.

Por eso entiende que las empresas deben darse cuenta “de que es mejor hablarle a uno para llegar a muchos. El marketing ya no debe ser masificado”.