El mejor rascacielos de 2008 está en China

Shanghai, 24 nov (EFE).- El Centro Financiero Mundial de Shanghai (SWFC), el tercer rascacielos más alto del mundo y el mayor de China, con 492 metros de altura y 101 pisos, ha sido premiado por una organización de arquitectos e ingenieros de EEUU como el mejor del mundo finalizado en 2008, según recoge hoy la prensa china.

El edificio, cuya inauguración tuvo lugar a finales del pasado agosto, se encuentra en el área financiera de Lujiazui, en la orilla este del río Huangpu, donde están situados los inmuebles más altos de Shanghai, considerada la capital financiera de China.

La organización que concedió el premio, el Consejo de Rascacielos y Hábitat Urbano, tiene su sede en Chicago y otorga cada año un premio al mejor diseño de rascacielos del mundo, así como a los profesionales más sobresalientes del sector, según informa hoy el portal del diario oficial chino “Shanghai Daily”.

El edificio New York Times de Nueva York, el 51 Lime Street de Londres y el Bahrain World Trade Center de Manama (capital de Bahrein) también compitieron este año por el premio.

La organización buscaba edificios que fueran “modelos de innovación y creatividad” y que incorporasen elementos respetuosos con el medio ambiente en su construcción y mantenimiento.

El jurado explicó que falló a favor del SWFC debido a su diseño revolucionario y su “clara y elegante forma, espectacular a todas las escalas”.

Por su forma, el rascacielos recuerda a un gigantesco abridor de botellas hecho de cristal, gracias al vano trapezoidal construido entre sus plantas 94 y 100, un hueco que en un principio iba a ser circular.

Sin embargo, su diseño tuvo que ser sustituido por el de un trapecio para no herir la sensibilidad local, ya que el círculo hacía pensar en la bandera de Japón (rival histórico de China y país de origen de la corporación japonesa Mori Building, financiadora y propietaria del edificio).

El SWFC “nos da una idea de en qué etapa se encuentra el diseño de rascacielos hoy en día”, explicó Tim Johnson, presidente del jurado.

En declaraciones a Efe el día de su entrada en funcionamiento, Eugene Kohn, el presidente de la firma estadounidense Kohn Pedersen Fox Associates, que diseñó el edificio, destacó precisamente lo emblemático de su altura, su ubicación en la ciudad y su vano trapezoidal, y criticó los rascacielos demasiado “esculturales”.

Según Kohn, el SWFC trata de ser “una hermosa fusión de forma y funcionalidad, eficiencia y elegancia”.

El SWFC tiene 377.000 metros cuadrados de superficie, capacidad para 12.000 puestos de oficinistas en 70 de sus plantas, tiendas, un centro de conferencias, un hotel y el mirador turístico más alto del mundo (a 474 metros), en su planta número 100.

Los únicos rascacielos que le superan en altura son la Torre Burj de Dubai (Emiratos Árabes Unidos), aún en construcción y que tendrá cerca de 800 metros.