El misterio del soberano…

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/3F1F01BB-3322-4893-A96F-78C092B444CB.jpeg

La elección de Joseíto Mateo como Soberano del 2003 de los Premios Casandra sorprendió tanto la noche del pasado lunes a los presentes en la Sala Eduardo Brito del Teatro Nacional que por poco nos quedamos paralizados.

Pasaron unos segundos en lo que él aparecía y Rafael Corporán de los Santos subía acompañarlo que pareció una eternidad.

El factor sorpresa en este caso le jugó una mala pasada a la directiva de Acroarte que quiso mantener el secreto hasta el final y no logró estremecer las fibras de las almas de los presentes hasta que Joseíto no contó anécdotas de doña Casandra y él “por allá por el 1947”.

En estos momentos en que muchos cuestionan el merengue y su vigencia, calidad e importancia, la Cervecería Nacional Dominicana y Acroarte le dan un nuevo espaldarazo (continuo en los últimos 4 años: Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Fernando Villalona y Joseíto Mateo).

El diablo Mateo agradeció –como siempre que toma un micrófono, donde quiera que esté- a su hermano Rafael de los Santos (los nervios lo hicieron equivocarse por única vez) porque le pagó el pasaje de venir de Nueva York y por otros tantos infinitos favores en las últimas décadas…

Ramón Almánzar sacó una entrevista el domingo pasado en el Listín Diario en el que Joseíto Mateo se declaraba “el Soberano”… ¿coincidencia? O fue una decisión de último minuto provocada por sus declaraciones y después de la cual vuelven al banco los artistas que año tras años son barajados para el galardón.

El diablo Mateo que disfrute su soberano que justificaciones para merecerlo le sobran, pero debieron dejar caer algo para que pudiera ser mejor recibido.