El Mundial Brasil-2014 aumenta la popularidad del fútbol en EEUU

MLS

LOS ANGELES.  El Mundial Brasil-2014 ha puesto al fútbol en el foco de atención del aficionado de Estados Unidos, sobrepasando niveles históricos de audiencia televisiva para este deporte.

Según cifras de las cadenas de televisón que transmiten el evento hacia Estados Unidos, casi 26 millones de espectadores sintonizaron el último partido del equipo de Jurgen Klinsmann contra Portugal, superior a los convocados por las finales de la NBA 2014 o la Serie Mundial de béisbol de 2013.

Se espera que una cifra mayor se ubique frente a las pantallas de televisión el jueves, para el último partido contra Alemania, que definirá el pase a los octavos de final. El encuentro Estados Unidos-Portugal el domingo tuvo un promedio de 18,2 millones de espectadores en el canal abierto ESPN, superior a los 11,1 millones del Estados Unidos-Ghana del 16 de junio.

Otros 6,5 millones de espectadores siguieron el duelo con Portugal por el canal Univisión en español y otros 1,4 millones se mantuvieron pegados al canal de cable ESPN3. En un comunicado, ESPN dijo que el Estados Unidos-Portugal fue el “partido de fútbol más visto en Estados Unidos”, eclipsando el récord anterior de casi 18 millones de televidentes que convocó la final del Mundial femenino de 1999 (Estados Unidos contra China) en la cadena ABC.

Hasta ahora, los niveles de audiencia de ESPN son hasta 30% superiores a los del Mundial de 2010, mientras que los de Univisión aumentaron casi un 50%. En un país con mayoría de inmigrantes latinoamericanos, la audiencia futbolística de la cadena hispana de televisión Univisión ha crecido proporcionalmente más que sus colegas estadounidenses. Los 6,5 millones de personas que vieron el partido de Estados Unidos contra Portugal el domingo representaron la mayor cantidad de personas que hayan visto un partido de la selección estadounidense en la historia de la cadena.

En términos generales, Univisión revela que un promedio de 3,4 millones de personas han visto los 32 partidos del Mundial de Brasil jugados hasta el domingo, en comparación con los 2,3 millones que lo hicieron para todos los partidos del Mundial de 2010 de Sudáfrica.

Del soccer al fútbol, la MLS. El Mundial de 1994 organizado en Estados Unidos cambió la óptica en la afición local veía el fútbol, y dio pie a la creación y posterior consolidación de la liga profesional Major League Soccer (MLS), de donde procede la mayoría del equipo que dirige Klinsmann en Brasil. “

La gente sabe quiénes son nuestros jugadores, la gente sabe lo que está pasando, se emociona cuando ve los partidos y apoya a su equipo, a su país”, dijo el mediocampista Michael Bradley, una de las figuras más conocidas a nivel internacional. Un dato que demuestra la popularidad del fútbol en Estados Unidos son las grandes sumas que han pagado las televisoras norteamericanas por los derechos de transmisión de las últimas Copas del Mundo. Para Francia-1998 la TV estadounidense pagó 22 millones de dólares. La cifra luce ridícula al lado de los 100 millones que abonaron por los Mundiales de Sudáfrica-2010 y Brasil-2014, o los 425 millones que aflojarán para las citas de Catar-2018 y Rusia-2022.

 El fútbol tiene futuro. El fútbol ocupa actualmente el segundo lugar entre las preferencias del público de entre 12 y 24 años, por detrás del football americano profesional, y relegando a deportes íconos como el baloncesto de la NBA, el béisbol profesional y el football universitario. La conclusión es parte de un estudio que realizó en 2013 Rick Luker, un reconocido sociólogo que estudia las últimas tendencias en el deporte. “Estamos hablando de un cambio generacional”, dijo Luker.

“Los chicos de hoy han crecido teniendo a la MLS como parte de su realidad, escuchando más la palabra fútbol que soccer”. El estudio indica que el 30% de los hogares norteamericanos albergan al menos a una persona que juega fútbol. También, que Lionel Messi, David Beckham y Cristiano Ronaldo están entre los 50 atletas más conocidos de los jóvenes estadounidenses.

El principal salto en la popularidad de la MLS se dio a partir de la Copa Mundial Sudáfrica 2010, por lo que puede esperar otro salto significativo con Brasil 2014. El sociólogo también apunta que el 25% de los americanos se definen como fanáticos de la NFL, seguido del básquet con (14,4%), el béisbol (13,9%). Al fútbol le corresponde el 10% de las preferencias de los estadounidenses, lo que equivale a un público cautivo de 33 millones de personas.