El nuevo concepto del PRD para el presente y futuro  

El Partido Revolucionario Dominicano es la institución política  mayoritaria del país de acuerdo a los resultados de las últimas elecciones nacionales. Es, además, la organización política con mayor  vocación liberal y popular. En consecuencia, debe cambiar el concepto tradicional de los partidos políticos del país de que solo se activan en tiempos de elecciones. El PRD debe, necesariamente, convertirse en un partido moderno que sirva para ayudar al pueblo llano, a que conozca su realidad y, sobre todo, a tener oportunidades de capacitarse, algo tan importante  que los gobiernos han descuidado.

El PRD debe ofrecer a su militancia, al igual que a todas aquellas personas que quieran acercarse al partido, un programa permanente de educación y desarrollo para formar dirigentes y potenciales funcionarios aptos para la conquista del poder y el ejercicio gubernamental. Capacitación que, obviamente les servirá para desarrollarse en su  vida laboral y social.

Por ejemplo, si el objetivo principal del partido es la toma del poder a través de las elecciones y gobernar correctamente y mantenerse en el poder para desarrollar el país, se necesita, entonces, de funcionarios capaces de hacer el trabajo con eficiencia para el desarrollo y progreso del país. Esto es posible porque  el PRD tiene ventajas comparativas frente a los demás partidos políticos nacionales por contar con una pléyade de profesionales con excelentes calidades y cualidades para poder transmitir los conocimientos necesarios en cada una de las áreas a desarrollar.

El partido tiene locales en todos los municipios, distritos municipales y zonas, por lo que debe confeccionar un programa lo suficientemente acabado para llevar a su militancia, así como a todos aquellas personas que quieran acercarse al partido en todo el territorio nacional y de ultramar: conferencias, charlas, coloquios, simposios, mesas redondas, cursos con temas como economía familiar y del país, elaboración del presupuesto nacional y presupuestos para las familias, administración de pequeñas y medianas empresas, problemática de salud, historia del país, programas culturales, problemas de agricultura según las zonas geográficas, administración básica, y otras tantas necesidades para que la población que no ha tenido la oportunidad de organizarse ni aprender estos temas puedan comprenderlo y mejorar su situación y la de sus familias.

El PRD con estas actividades llevadas a cabo por todo el territorio nacional – con certificados de asistencia de acuerdo a las modalidades de enseñanza –  podrá en poco tiempo reagrupar sus fuerzas y más aun, fortalecer a los asistentes para que comprendan la situación nacional y cómo les afecta a ellos las malas políticas que han llevado a cabo los últimos gobiernos.

Con esta modalidad estratégica de acercamiento y capacitación de su militancia y simpatizantes,   el PRD comenzará una nueva era   de renovación de sus dirigentes  y de enriquecimiento de su  pensamiento político económico que seguramente lo conducirá a su fortalecimiento y a ser  opción de poder en el 2016.

Fortaleciendo a su militancia en el conocimiento; ofreciéndole oportunidades de desarrollo personal y familiar conjuntamente con políticas claras frente al gobierno y a la sociedad, de seguro el PRD podrá ser nuevamente la esperanza nacional.