EL OJO QUE TV
Voz en off… y algunos programas

POR SAILYS REYNOSO
El uso de las voces en off ha proliferado en los programas de la televisión nacional sobre todo en los espacios de variedades. El manejo que debe tener el encargado de esta parte de un programa tiene que estar a la altura de quienes realmente dan la cara en el mismo, ya que éste no lo hace, sin embargo, para decepción nuestra, no siempre se escucha acorde con el talento que sale en pantalla ni de la producción del espacio.

Hay programas que se escuchan personas vocear a veces hasta sin micrófonos y en otras ocasiones, si es que se trata de improvisar en el momento, resulta repetitivo ya que muchas veces vemos y escuchamos a la voz en off, decir lo mismo que dijo el conductor principal del espacio.

Sobre los hombros de los productores descansa la tarea de coordinar con su locutor en off su intervención, y la duración de la misma, además de qué material visual se usará para apoyar ante el espectador mientras esto sucede; ya que con frecuencia observamos presentadores frente a cámara totalmente mudos esperando que una voz ajena desglose un comercial entero o el contenido del espacio sin recurso visual alguno que apoye ese comentario.

Recordemos que no todos los programas resisten en su producción un locutor en off, pues la misma necesita estar en combinación con lo que estamos viendo y cuando esto es estático el efecto es nulo, para tal caso está un talento en pantalla. Sobrecargar es usar más recursos de lo que realmente se requiere.

LA PELOTA INVERNAL POR TV

He visto la transmisión de los juegos a través de los canales de TV y a pesar de que la temporada esta prácticamente en su etapa inicial, la asistencia de público en algunos partidos es muy pobre y a veces hasta fría, aunque sabemos que la pelota del patio se calienta después de las eliminatorias lo que muchas veces dependerá de los equipos que clasifiquen, sin embargo me atrevo a decir que la poca asistencia de públicos a ver los juegos de béisbol invernal es también a la escasa motivación que hay para el fanático en los estadios. Hace un par de años que el equipo de las Águilas Cibaeñas, utiliza su mascota El Aguilón como le llaman, quien maniobra y se inventa cualquier cosa para llamar la atención de su fanaticada hacia el play. Recurso que ha dado buenos resultados.