El país cumple ajustes del FMI

POR FELIPE CIPRIÁN
SAN JOSÉ, Costa Rica.- El programa stand by que aplica actualmente la República Dominicana marcha hacia el éxito debido a que las autoridades y el Fondo Monetario Internacional (FMI) identificaron los problemas centrales de la economía y formularon metas para superarlos, afirmó Agustín Carstens, subdirector gerente del FMI.

Durante una conferencia de prensa al final del seminario El FMI en América Central, rol y perspectivas sobre la región, en esta ciudad, Carstens dijo que al día de hoy el programa que sigue la República Dominicana con el FMI se va cumpliendo satisfactoriamente y “ha dado confianza a los inversionistas, ha bajado la inflación y ha recuperado el crecimiento”.

El ejecutivo del FMI dijo que las autoridades y ese organismo identificaron inicialmente la necesidad evitar que creciera el déficit cuasi fiscal, frenar la devaluación monetaria, sanear el sector bancario, manejar la deuda y enfrentar la crisis en el sector eléctrico. A su juicio esos cinco aspectos son los problemas de fondo de la economía dominicana.

“Si se sigue trabajando como hasta ahora, tomando decisiones difíciles, el programa que ejecuta la República Dominicana será un éxito”, expresó Carstens, un economista mexicano que es el responsable de la relación del FMI con 80 países.

Dijo que después de dos rupturas del acuerdo con las pasadas autoridades, el nuevo gobierno – encabezado por Leonel Fernández desde agosto de 2004 – asumió con mayor responsabilidad y decisión la ejecución del programa stand by, lo que le permitió disponer de recursos temporales y acceso a otras fuentes de financiamiento externo.

La República Dominicana tiene depósitos en el FMI por el orden de los US$330.2 millones, lo que le permitió girar por una asistencia financiera temporal de tres veces esa cantidad.

El FMI ha proporcionado asistencia técnica al país en materia de estadísticas, supervisión y reestructuración bancaria, manejo del gasto público, de la política monetaria y administración tributaria.

ENFOQUE REGIONAL

Al referirse a la región, Carstens dijo que actualmente el FMI promueve una política de transparencia hacia todos los sectores de la sociedad y formula un enfoque más regional sobre América Central y República Dominicana.

Carstens advirtió que el FMI está comprometido a aportar sus esfuerzos para cerrar los espacios a la corrupción y que actualmente se evalúa el gasto público de los gobiernos mediante estándares, se revisa el proceso de control interno de los bancos centrales para salvaguardar los recursos del FMI y de las naciones.

Asimismo, el ejecutivo del FMI dijo que la supervisión y la regulación pone énfasis en prevenir el fraude en todos los niveles en los países, para lo cual exigen “cuentas claras y auditorías más ágiles”, entre otros recursos antifraudes.

“Hemos dado muchos instrumentos a los países para combatir la corrupción”, expresó Carstens, tras afirmar que el FMI está comprometido con la implantación del buen gobierno donde impere una política de gastos de calidad y una preocupación constante de luchar contra los fraudes que resultan de la evasión fiscal o de malas prácticas bancarias.

Carstens dijo que el FMI actuará con toda franqueza en la lucha contra la corrupción y que los ciudadanos podrán disponer de abundante información sobre la situación de sus países.

Consideró importante que la integración esté en aumento en Centroamérica y el mundo, y dijo que el FMI “espera seguir apoyando estos esfuerzos.

Carstens expresó que los países pueden contar con la contribución del FMI a la integración regional mediante análisis, foros y discusiones multilaterales.

Aclaró que el FMI no puede proveer fondos para auspiciar la integración regional, “pero si estudios para descubrir oportunidades, coordinación financiera y tributaria”.

“El FMI quiere ser un asesor confiable de la región (Centroamérica y República Dominicana) en materia de integración”, expresó Carstens.

Cuando se le preguntó por qué el FMI adopta una especie de modelo común para todos los países que entran en crisis y recurren a programas de recuperación, Carstens dijo que no tienen un modelo, sino la experiencia de tratar y observar las lecciones de una relación continua con 184 países miembros.

“En el FMI no se habla de modelo –para tratar crisis-. Lo que pasa es que hay ciertos principios de economía que son comunes: si hay gastos mayores que los ingresos, el déficit es inevitable”, apuntó.

Dijo que la experiencia acumulada por el FMI durante años le da la posibilidad de hacer recomendaciones, no recetas, porque a su juicio “la receta no funciona, lo que vale es la interacción” con las autoridades y toda la sociedad para identificar los problemas y proveer las soluciones.

EL SEMINARIO

Al seminario, que sesionó en el hotel Real Intercontinental, situado en las afueras de San José, asistieron 25 periodistas de Centroamérica y República Dominicana. Del país asistió Osvaldo Santana, director ejecutivo de Listín Diario; Alfonso Torres, editor de Economía de El Caribe, y Felipe Ciprián, jefe de Redacción de HOY.

Las actividades se iniciaron el miércoles 18 a las 2:00 de la tarde y concluyeron el jueves a la misma hora.

El seminario fue conducido por el señor Olav Gronlie, jefe de división del departamento del Hemisferio Occidental del FMI; la señora Kathleen L. White, jefe del departamento de Relaciones Públicas y Asuntos Externos del FMI, y Ángela Gaviria, oficial de Relaciones Externas.

La señora White habló acerca de los orígenes y fines del FMI, luego el señor Mario Garza, subjefe de División del departamento Occidental del FMI, dictó una conferencia sobre cómo se realiza el proceso de negociación de un programa respaldado por el FMI.

Markus Rodlauer, asesor principal del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, dictó una conferencia acerca de la Función del FMI y los Medios de Comunicación en la Formulación y Ejecución de Políticas, y Adolfo Barajas, economista principal del Instituto del FMI, abordó el tema sobre Formulación de políticas económicas y retos de América Central, en la que explicó las claves de la macroeconomía y la formulación de políticas económicas.

También intervinieron Moisés Schwartz, director ejecutivo del FMI para América Central, España y México, quien al igual que Alfred Schipke, economista principal del FMI en el departamento Occidental del FMI, hablaron acerca de América Central y República Dominicana como región.

Finalmente, Jesús Seade, asesor principal del Departamento de Finanzas Públicas del FMI, dictó una conferencia sobre los aspectos fiscales en América Latina.

OTRO CON DIPUTADOS

Finalizado el seminario con periodistas, se inició otro con diputados de Centroamérica y República Dominicana. Por el país estaban presentes los diputados Marino Collante (PRSC-Santiago); Juan de los Santos (PLD-Santo Domingo); Tommy Galán Grullón, (PLD-San Cristóbal) y Hugo Rafael Núñez Almonte (PRD-La Vega).

De Nicaragua ya estaba presente el diputado sandinista Bayardo Arce, quien al conversar brevemente con este reportero expresó su gran admiración por el pueblo dominicano.