El país debe seguir muy de cerca crecimiento e inflación en EEUU

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/2287B105-4881-49A4-BB79-7B3DF8A7901C.jpeg

POR MARIO MÉNDEZ
Una primera proyección del Departamento de Comercio de los Estados Unidos indica que el crecimiento de la economía de los Estados Unidos fue de apenas 1.3% en el primer trimestre del presente año, situación que debe ser seguida muy de cerca por la República Dominicana.

Según estudios hechos por el antiguo secretariado técnico de la Presidencia, hoy Secretaría de Economía Planificación y Desarrollo, una reducción en el crecimiento económico de los Estados Unidos tiene mayor impacto en la economía dominicana que un aumento en los precios internacionales del petróleo.

Con altos precios internacionales del petróleo, la economía dominicana ha registrado altos niveles de crecimiento, pero cuando se producido una caída en el crecimiento económico de los Estados Unidos, se ha generado descenso en la actividad económica nacional.

Esto se explica dado la gran apertura de la economía dominicana a la de los Estados Unidos, que se estima en un 85%.

 Los 83 prominentes economistas que hacen proyecciones para la prestigiosa  Bloomberg habían pronosticado una reducción en el crecimiento del trimestre enero-marzo a  1.8% (proyección anual), inferior al 2.5% del último cuatrimestre del año pasado.

La sorpresa ha sido que el crecimiento fue apenas de 1.3%, el más bajo desde el primer trimestre del 2003, cuando el crecimiento fue 1.2%.

Se trata de la  primera proyección del Departamento de Comercio , ya que en los próximos dos meses haría dos reajustes, hasta llegar a las cifras definitivas, aunque no se esperan cambios significativos.

La economía de los Estados Unidos ha entrado en una fase delicada porque al tiempo que se ha reducido significativamente el ritmo de crecimiento, la inflación ha estado en aumento.

La tasa de inflación general fue de 3.4% en el primer trimestre, en base a una proyección anual, luego de haber sido negativo en 1% en el último trimestre del 2006.

Sin embargo, la tasa de inflación básica o “corre inflation”, como la define la Reserva Federal y que no incluye petróleo y comida, fue de 2.2% en el primer trimestre del presente año, a pesar de que para la Reserva Federal ésta debe oscilar entre 1% mínimo y un 2% máximo. La inflación básica lleva cuatro trimestres continuos excediendo el tope de un 2%.

El hecho de que la economía de los Estados Unidos estén coincidiendo en estos momentos un bajo crecimiento económico con una tasa de inflación relativamente alta, ha colocado a la Reserva Federal en una situación que algunos definen con el término latín como “conundron”.

Si la Reserva Federal actúa subiendo la tasa de interés, para bajar la inflación, puede acentuar la caída en el crecimiento económico, y si por el contrario, reduce el tipo de interés para provocar una recuperación económica, puede acelerar el aumento de los precios.

En principio, la Reserva Federal tenía como único propósito asegurar la estabilidad de los precios, mientras que la responsabilidad sobre el crecimiento económico era dejado exclusivamente a la política fiscal.

A partir de los años 90, además de la estabilidad de precios, la Reserva Federal también comenzó a preocuparse por incidir en el crecimiento económico, pero aún en el día de hoy, su objetivo principal sigue siendo la inflación.