El país gestiona evitar efectos entrada de China

POR ALEIDA PLASENCIA
La República Dominicana es el único país de Centroamérica y el Caribe que forma parte de los esfuerzos que se realizan para que se tome en consideración, los efectos negativos que le causaría a numerosas economías, el desmonte de la cuota textil previsto para el próximo año.

 Así lo dijo la Asociación de Zonas Francas (ADOZONA), tras dar el dato de que Bangladesh, Madagascar, Fiji, Mauritania, Uganda, Shrilanka y este país, son los únicos que realizaron los primeros esfuerzos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que el desmonte y los posibles efectos del desmonte de la cuota textil se conociera en la pasada reunión del Consejo de Comercio y Bienes de dicho organismo.

Las declaraciones de ADOZONA se producen a raíz de una información publicada ayer en esta sección, donde se indica que el país ha estado tímido en cuanto a reaccionar con respecto a la amenaza que representaría para el sector textil nacional, la entrada a partir del 1º de enero del 2005, de China, sin cuotas, a los mercados de Estados Unidos y Europa.

La citada reunión se efectuó en Ginebra, el pasado 1º de octubre y gracia a esfuerzos, se unieron otras naciones, para un total de 30, las cuales solicitaron ante la OMC que se analice de manera urgente el “impacto que tendrá para nuestras economías, el desmonte de la cuota textil y la necesidad de proponer soluciones para prevenir posibles crisis”, dijo el director ejecutivo de ADOZONA, José Manuel Torres.

El efecto del desmonte, añadió, es inevitable, “eso va a ocurrir en mayor o menor escala y el único instrumento que va a prevenir un efecto grande negativo para nuestra economía, es la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos”.

Ese acuerdo, según Torres, le va a dar al país mejoría para acceder al mercado norteamericano.

El TLC con Estados Unidos ayudaría al país a mejorar la cadena productiva del sector textil de zonas francas, indicó.

Resaltó que bajo el esquema actual de las relaciones comerciales del país con los Estados Unidos, es necesario utilizar telas americanas para poder exportar al mercado estadounidense sin pagar impuestos. En cambio, con el TLC, se permitiría usar tela de la región, dijo.

Esto indica que en el marco del TLC, la República Dominicana podría utilizar telas (para las confecciones que vaya a exportar a los Estados Unidos) procedentes de otras partes del mundo y “eso va a mejorar nuestra competitividad”.