El país tiene crédito para huracanes

En noviembre de 2009 la República Dominicana fue favorecida con un préstamo contingente de US$100 millones por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para que pudiera hacer frente con rapidez a gastos extraordinarios por emergencias causadas por huracanes y terremotos.

Esta operación es apoyada y financiada por una herramienta creada por el BID para estos propósitos, denominada Facilidad de Crédito Contingente para Emergencias por Desastres Naturales.

En mayo del año pasado, además, el Banco Interamericano otorgó al país un préstamo de US$24 millones para cubrir costos referentes a la creación de una cobertura multianual para enfrentar emergencias por cataclismos, a través de su propio Fondo de Seguros para Desastres Naturales.

Esta facilidad fue establecida por el BID para ayudar a países de América Latina y el Caribe a afrontar costos asociados con desastres naturales.

Los recursos del préstamo contingente serán rápidamente desembolsados, tan pronto el BID verifique que se haya registrado un huracán o un terremoto de proporciones catastróficas en la República Dominicana.

Entre los gastos que podrían cubrirse se incluye equipo sanitario de emergencia, vacunas y medicinas, instalaciones y equipos para refugios temporales, alimentos para personas desplazadas y forraje para ganado y animales de granja, o alquileres a corto plazo de equipos de energía, transporte y comunicaciones.

Este préstamo de 100 millones de dólares, ratificado por el Congreso Nacional, tiene un plazo de pago de 20 años, con un período de gracia de cinco años y a una tasa de interés basada en la Libor.