El papa denuncia la “sumisión incondicional” a los mercados

Cotonú, (EFE).- El papa Benedicto XVI crítico hoy la sumisión incondicional a las fuerzas del mercado o de las finanzas y el nacionalismo exacerbado que, dijo, pueden llegar a ser funestos.

El pontífice hizo esta denuncia en el discurso que pronunció en el aeropuerto Bernardin Gantin de Cotonu, primer acto de su visita de tres días a Benin. El Obispo de Roma se refirió a la modernidad y dijo que no se la ha de temer pero que tampoco se puede construir olvidando el pasado “debe ir acompañada -dijo- de la prudencia para el bien de todos evitando los escollos que hay en África y en otras partes del mundo”.

 Entre esos escollos citó “la sumisión incondicional a las fuerzas del mercado o de las finanzas, el nacionalismo, el tribalismo exacerbado y estéril que puede llegar a ser funesto” También citó la politización extrema de las tensiones interreligiosas en detrimento del bien común y la erosión de los valores humanos, culturales, éticos y religiosos.

“La transición a la modernidad debe estar guiada por criterios seguros basados en las virtudes reconocidas”, agregó el papa.

Benedicto XVI destacó asimismo la grandeza de la familia y el respeto de la vida. Según el papa, todos esos valores son para el bien común, “el único que debe primer y el único que debe ser la mayor preocupación de todo sujeto responsable”.

El papa, que fue recibido en el aeropuerto por el presidente Thomas Boni Yayi, se dirigió desde el aeródromo a la catedral de Cotonu. EFE