El Papa pide no confundir entre la “familia querida por Dios” y otras uniones

EL PAPA FRANCISCO ABANDONA BRASIL

Ciudad del Vaticano. El papa Francisco indicó hoy que para la Iglesia católica “no puede haber confusión entre la familia querida por Dios y cualquier otro tipo de unión”, en su discurso de inauguración del Año Judicial del Tribunal de la Rota Romana.

Francisco comenzó su discurso explicando que la época actual es difícil “tanto para las familias, como para los pastores”, que deben acompañarlas.   Recordó que en los últimos dos años, con la celebración de dos Sínodos de los obispos sobre el tema de la familia, “la Iglesia ha indicado al mundo -entre otras cosas- que no puede haber confusión entre la familia querida por Dios y cualquier otro tipo de unión”.

No obstante, Francisco puntualizó que la Iglesia “al mismo tiempo tiene que tener también siempre presente a quienes, por libre elección o por circunstancias infelices de la vida, viven en un estado objetivo de error”.   A estos, el papa les recordó que “continúan siendo objeto del amor misericordioso de Cristo y por tanto de la misma Iglesia”.   A los miembros de la Rota, Francisco explicó que la Iglesia debe siempre proclamar “el designio de Dios Creador y Redentor sobre la sacralidad y belleza de la institución familiar”.

Reiteró que “la familia fundada en el matrimonio indisoluble y con su aspecto unitivo y procreativo, pertenece al sueño de Dios y de su Iglesia para la salvación de la humanidad”.   Por ello, a los miembros del tribunal que se ocupa de conceder la nulidad matrimonial les pidió que “los errores que se refieren a la sacramentalidad del matrimonio deben ser examinados muy atentamente”.   Ante la consideración para algunos de que el matrimonio es algo “efímero”, Francisco explicó que es urgente una pastoral por parte de la Iglesia “dirigida a la preparación adecuada al matrimonio, en una especie de nuevo catecumenado”.