El peregrinaje a la Virgen de la Altagracia

21_01_2016 HOY_JUEVES_210116_ ¡Vivir!1 C

E l culto a la Virgen de la Altagracia ha trascendido el país y tiene manifestaciones en naciones como Puerto Rico, Panamá, Haití y otras del Caribe inglés.

Esta afirmación del investigador folklórico y sociólogo Dagoberto Tejeda, coincide con la de algunos historiadores internacionales, quienes aseguran que la presencia y veneración a la Virgen de la Altagracia se practica en muchos países de América.
Por ejemplo, en Argentina, específicamente en la provincia de Córdoba, existe el pueblo de Altagracia, cuyo nombre se debe a esta Virgen.

En España, es patrona de Garrovillas de Alconétar, Cáceres y Siruela, Badajoz.
Otro caso similar se vive en Venezuela, donde la población de Los Puertos de Altagracia toma su nombre, además es patrona de Curiepe, estado de Miranda y patrona de Quíbor, estado de Lara. Otro pueblo devoto de la Virgen de la Altagracia es el de Zapopan, Jalisco, en México, donde es la patrona de la parroquia de dicha ciudad.

Dagoberto indicó además que la Virgen de Altagracia es un símbolo referente en el que se mezclan realidad, mitología y leyenda.

Sobre el origen de la Virgen destacó que hay dos tendencias: una que indica que es oriunda del país y otra de que fue traída desde España por los hermanos Trejo.
Pero, independiente de su origen, el pueblo dominicano la ha hecho suya, llegando incluso muchos a creer que es la patrona del pueblo dominicano, cuando más bien es su madre protectora y espiritual.

Dagoberto ofreció estas afirmaciones en la primera conferencia de este año en el Centro Cultural Banreservas, donde también explicó que la veneración a la Virgen de Altagracia es producto de una voluntad popular que depositó en ella fe y deseos de protección maternal.

“Operativo Virgen de la Altagracia 2016”. Ante la gran cantidad de devotos que cada año acuden a la Basílica de Higüey, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) inició ayer el “Operativo Virgen de la Altagracia 2016, en el que participan 3 521 personas con el propósito de atender cualquier emergencia de salud de los miles de feligreses.