El periodista dominicano que conquistó TeleSur

El periodista dominicano que conquistó TeleSur

Empacó sus maletas y fue por el sueño de presentar noticias en Telesur, importante plataforma latinoamericana de información

El periodismo es una pasión. Para un periodista de ejercicio sus mejores y peores días están vinculados a su trabajo; es un oficio sin fronteras que donde quiera que el periodista lo ejerza debe seguir el principio básico de servir a los mejores intereses sociales, así sea lejos de su país y del contexto social y político propio.

Un reto vocacional que ha convertido al joven periodista dominicano Ramón Stalin Montero en testigo de excepción de los acontecimientos más relevantes que ocurren en el mundo, gracias a su entrada como presentador de noticias de Telesur, canal de televisión latinoamericano, con sede central en la ciudad de Caracas, Venezuela.


Es un papel privilegiado pero también una gran responsabilidad. Una misión que pone a prueba cada día las competencias de este periodista y activista social criollo.
Con él conversamos desde Caracas, sobre este nuevo paso profesional y las expectativas que le ha generado el mismo.
¿Cómo llega esta propuesta de mudarte a trabajar a TeleSur? A final del 2019 TeleSur abrió un ‘casting’ internacional y en marco de esa plataforma me llega la información a través de su corresponsal en República Dominicana, Deisy Toussaint y decido participar. No era la primera vez que tenía contacto con esta planta televisora, puesto que yo formaba parte de la Mesa de Grupos de Medios Continental.

En ese sentido ya tenía experiencia colaborando con TeleSur. Todo esto ocurrió antes de la pandemia y al llegar esta situación todo se dificultó.

A finales del 2020, decido escribir y preguntar sí aún existía esa posibilidad y me dijeron que sí, nos logramos poner de acuerdo y finalmente en diciembre pasado, vengo a la sede en Caracas, Venezuela.

¿Qué oportunidades viste en este nuevo reto? Indiscutiblemente estar en un medio internacional nos brinda la oportunidad como periodista de tener mayor proyección.
También me permite ver las noticias internacionales desde otra perspectiva, ya que las que más nos llegan son las de esas grandes potencias como Europa y Estados Unidos.

Y esa es otra oportunidad que me ha brindado TeleSur, ya que es una cadena de noticias internacional, tiene una perspectiva muy clara y ampliada de América Latina y El Caribe, pero que tiene cobertura a todo el mundo y suele poner el ojo periodístico y el enfoque de una forma diferente a los otros medios internacionales.

Y eso para mí es muy importante porque guarda relación con mi visión como periodista y el rol de activismo social y político en el que yo siempre me he inscrito, que están más a la línea de la izquierda… Esta oportunidad me conecta coherentemente con una parte de mi.

Los periodistas venezolanos han migrado a otros países por falta de plaza laboral, incluso en RD hay una importante representación, tanto en los medios de comunicación como en las oficinas de relaciones públicas, sin embargo, a ti siendo extranjero te ofrecieron un puesto de trabajo ¿Qué opinas al respecto? Yo creo que la mayoría de los periodistas que han migrado de Venezuela no lo han hecho por falta de una plaza de trabajo, por lo menos aquí es lo que he visto. El gremio cuenta con amplias oportunidades y ofertas.

Lo que sí ha ocurrido es que el bloqueo económico que vive el país, impuesto por Estados Unidos y también la Unión Europea, ha provocado una crisis, que ha afectado la condición de vida de estos periodistas y eso probablemente motive su migración a buscar nuevas oportunidades.

¿Cómo es hacer periodismo en Venezuela, un país con composición política y social actual? Para mí es sumamente interesante, como periodista en ejercicio y como ‘ciudadano del mundo’, para mi sorpresa encontré una Venezuela muy distinta a la que los medios internacionales suelen vender.

Ciertamente está impactada por el bloqueo económico y por la crisis política. Yo llego justamente en medio de las elecciones en diciembre y el movimiento de civismo me llamó muchísimo la atención.

A propósito, ¿qué opiniones tienes sobre la actual situación que está atravesando Venezuela en la actualidad? El contexto ideal sería que tanto el Gobierno como la oposición puedan sentarse a dialogar.

Allá en RD nosotros salimos a protestar contra la concentración de poder, pero no lo hicimos realizando actos de violencia contra personas de ideales diferentes, ni rompiendo los espacios públicos y eso sí ha pasado aquí.

De esa forma es que se ha manejado la oposición, yo esperaría que en adelante pueda cambiar esta dinámica.

¿Cómo te han acogido el staff y el público? Puedo decir que ha sido muy interesante, TeleSur es una familia, la acogida y la camaradería ha sido mucha, el apoyo para mí que no tenía antecedentes como lector de noticias, que vengo más de los formatos en radio y televisión de hacer entrevistas, han tenido la paciencia tanto en el entrenamiento como en el proceso posterior.

La formación y el entrenamiento es constante y es algo que yo realmente valoro, sobretodo porque me sorprende el ritmo de cómo se produce la información.

Y una cosa que me sorprende mucho es la cantidad de personas jóvenes que laboran aquí en todas las áreas: producción, audiovisuales… es una experiencia muy grata, porque en República Dominicana estamos acostumbrados a que puestos de esa naturaleza sean reservados para periodistas de edad avanzada y con mucha experiencia.

¿Alguna vez buscaste una oportunidad similar en RD? Sí, en algún momento hablé con amigos del área de prensa, mi mayor acercamiento en la prensa de TV ha sido con el Grupo Corripio, específicamente con Teleantillas en el programa Uno+Uno.

Pero hay una realidad, la presentación de noticias, el ser ‘anchor’ está reservada para personas con unas características muy marcadas en RD y no te lo tengo que decir yo solo tienes que ver los diferentes informativos.
Esos espacios son presentados por personas de tez blanca, con estética y porte de clase media.

Los negritos y negritas que se han hecho espacios es porque tienen demasiado talento y capacidad y te puedo citar algunos casos: Félix Victorino, Diulka Pérez, Elisa Mariot, pero cuando pasamos balance nos damos cuenta que son muy pocos.

Ya que estas ejerciendo en el exterior ¿A quién le gustaría presentar o entrevistar? Yo soy un tipo muy ambicioso, evidentemente me gustaría prepararme para ese momento, pero como joven periodista, me gustaría hacer alguna entrevista a un presidente de América Latina.

Y de manera muy especial al presidente de los dominicanos Luis Abinader, para ver su enfoque de las relaciones internacionales con la región.

En el ejercicio periodístico ¿qué ves allá que aquí no se hace y qué se hace aquí que allá no realizan? Aquí el aprovechamiento de herramientas tecnológicas es muy completo, el sistema de TeleSur es súper ágil.

Con relación a RD, creo que nos falta una plataforma de noticias internacionales per se.
Y tenemos mucha similitud en el tema de los “en vivo” que aquí se producen mucho, igual que allá (RD).


Una gran diferencia es que aquí se tiene la libertad de moldear lo que se hace y no estamos sujetos a un teleprompter y a un guión.

¿Se hace prensa libre en Venezuela?
Si, se hace prensa libre en Venezuela.
¿Te fuiste por la oferta económica o el crecimiento profesional?
Risas… Por ambas
¿Volverías a escoger el periodismo como carrera?
Si, pero… No como la principal.
¿Puede alguien vivir del periodismo en Venezuela?
Si y se vive muy bien, con esfuerzos pero se puede.
¿Puede alguien vivir del periodismo en RD?
Igual, con sacrificio, pienso que sí.
Uno de los principios básicos del periodismo es que el periodista nunca debe ser noticia. Siguiendo la lección, ¿cuál es el objetivo: hacer las mejores preguntas o conseguir las mejores respuestas?
Yo creo que son complementarias, hay que hacer buenas preguntas y con eso muchas veces se logran buenas respuestas.