El plan de ayuda a Grecia entra en marcha y permite el reembolso al BCE

AMARIKLLO

ATENAS.  Grecia pudo reembolsar este jueves a tiempo y sin problemas 3.400 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE), tras haber recibido un primer tramo del nuevo plan de ayuda acordado con sus acreedores.

Así parece ponerse en marcha el tercer plan de ayuda financiera al país en cinco años, aceptado con dolor el 13 de julio para evitar la salida de la moneda única, y que puede ascender hasta los 86.000 millones de euros.

El miércoles por la noche, los ministros de Finanzas de la zona euro aprobaron el desbloqueo de un primer tramo de 26.000 millones de euros.

De ellos, 10.000 millones serán colocados en una cuenta bloqueada para recapitalizar los bancos helenos, “cuya situación se deterioró gravemente tras la imposición de un control de capitales en junio”, destacó este jueves el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en un comunicado.

Parte de los otros 13.000 millones han servido este jueves para devolver vencimientos.

El resto servirá el mes próximo para reembolsar más de 1.500 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI) en cuatro veces.

Los 3.000 millones restantes, se entregarán “antes de finales de noviembre”, precisó el miércoles el MEDE, cuando se compruebe el estado de las reformas que prometió Atenas a sus acreedores, la Unión Europea (UE), el BCE, el MEDE y el FMI.

“Me alivia que se hayan dado todas las condiciones para realizar a tiempo este pago, después de las intensas negociaciones con el gobierno griego y la aprobación de nuestros miembros”, indicó en el comunicado el director general del MEDE, Klaus Regling.
Esta es la primera ayuda que recibe Grecia en un año, pues las negociaciones estaban estancadas con el anterior gobierno de conservadores y socialistas, cuyas reformas no se consideraron suficientes para recibir el último tramo del segundo plan de ayuda.