El PRD puede ganar las elecciones de este 16 de mayo

A pesar de la crisis económica internacional, los altos precios del petróleo y la quiebra de tres bancos nacionales, el Presidente Hipólito Mejía ha realizado una gestión con más luces que sombras. Ha democratizado el presupuesto del país, lo ha descentralizado y distribuido con equidad en las 32 provincias, contrario a la que hacían gobiernos anteriores que casi todo lo concentraban en la Capital.

La promesa de que si ganaba las elecciones centraría su atención en la alimentación, la educación, la salud y la vivienda el Presidente la ha cumplido sobradamente. En lo tocante a la seguridad alimentaria, en este Gobierno no ha habido escasez de ningún producto ni ha habido importación masiva como era frecuente en el Gobierno anterior. El país ha pasado a ser autosuficiente en la producción de los principales rubros de la canasta familiar a pesar del huracán Odette y las lluvias intensivas y las inundaciones del año pasado.

Para mejorar la educación, el Gobierno ha dispuesto la construcción de 212 liceos de educación media, 24 politécnicos, 250 casas infantiles comunitarias, 344 laboratorios de informática y 90 aulas virtuales. Además, ha construido y reconstruido 16,717 aulas escolares, ha donado 200 mil uniformes, 200 mil pares de zapatos, 40 mil bicicletas, 7.4 millones de libros a los estudiantes de básica y media y mantiene el desayuno escolar a un millón 600 mil estudiantes.

En lo que respecta a la salud, este Gobierno ha dispuesto la construcción de 38 clínicas rurales y 11 subcentros de salud, ha mejorado la condición de la planta física de 27 hospitales públicos y ha vacunado a la población infantil para prevenir enfermedades.

A pesar de las dificultades económicas, se ejecuta un plan nacional de viviendas que ha aportado 250,000 soluciones habitacionales y ha entregado 54,000 títulos de propiedad a igual número de familias para que los solares o parcelas en que viven pasen a ser patrimonio propio.

En esta administración se han creado 10 nuevos parques industriales en los que se han instalado 252 empresas de zonas francas, las cuales han generado 38,365 empleos.

A través del Banco Agrícola y de otras instituciones, se les han facilitado préstamos por valor de 8,000 millones de pesos a pequeños y medianos productores y a micro, pequeñas y medianas empresas, con lo que se han generado y consolidado 100,000 empleos.

Por intermedio de la Secretaría de Estado de la Mujer y de otras instancias, el Gobierno les ha dado apoyo a las mujeres, ejemplo de lo cual es la entrega de 300 pesos mensuales a 100,000 mujeres pobres, además de que inauguró y puso a funcionar el Hospital de la Mujer.

Asimismo, se ha ejecutado una política de juventud, mediante la Secretaría de Estado de la Juventud, que es obra de este Gobierno del PRD, al igual que la Secretaría de Estado de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, la cual desarrolla un programa de becas nacionales e internacionales, la Secretaría de Estado de Trabajo, que mantiene una bolsa de empleos, así como la Secretaría de Deportes y la de Cultura que también ejecutan programas en favor de los jóvenes, a todo lo cual se agrega la donación de autobuses a los universitarios de todos los municipios del país.

El Presidente Hipólito Mejía ha tomado otras medidas para disminuir la pobreza, como la realización de 6 mil 983 mercados de productores y 7 mil 670 operativos de ventas directas a través de Inespre, con lo cual los consumidores se han ahorrado 1,107.6 millones de pesos.

Al tiempo que ha propiciado la modernización del Poder Ejecutivo, de la Justicia y del Congreso Nacional, con el propósito de que institucionalizar el país, el Gobierno ha pavimentado las calles de casi todos los barrios de la Capital y los pueblos y ha mantenido el subsidio al transporte, el gas de cocinar y a la energía eléctrica que consumen los pobres y la clase media.

Y como si todo eso fuera poco, se han rehabilitado los cafetales y cacaotales del país y se han construido 1 mil 216 pequeñas obras, entre ellas 125 acueductos, 680 pozos tubulares y 165 sistemas de agua para mejorar la calidad de vida de los dominicanos residentes en comunidades pobres.

Gracias a esa magnífica obra de gobierno, los dirigentes y militantes del PRD se sienten orgullosos, se eleva su autoestima y se acrecienta su vocación de poder. Son un ejército con la moral alta y con la conciencia del triunfo. Ahí están las circunstancias objetivas y las razones subjetivas para vislumbrar que el PRD puede ganar las elecciones del 2004.