El Premio Nacional de Medicina 2004

[b]Señor director:[/b]

Con la anuencia de la sociedad dominicana y en homenaje a la humanidad, se llevó a cabo en el país el honorable Premio Nacional de Medicina, 4ª entrega, 2004 en reconocimiento a dos grandes estrellas de la medicina dominicana, los doctores Angel Chan Aquino y Guarocuya Batista Del Villar.

En un verdadero derroche de amor, rechazo a la violencia y llamado a la paz, el salón azul del club Naco se convirtió en uno de los escenarios más importantes de este universo de seis mil millones de habitantes, se congregaron los más notables artistas del arte de curar: los médicos.

La mesa de honor reunía a los protagonistas de varias generaciones de la ciencia que más ha aportado a la humanidad: la medicina.

La conformaban los doctores Angel Chan Aquino, Guarocuya Batista Del Villar, Eduardo Váldez, Héctor Otero, Rodolfo Núñez Musa, Rafael Pérez y Pérez, Guillermo Hernando, Luisa De Bogaert, Arzenio Esteves, y quien suscribe.

Bajo la maestría de ceremonia de la destacada médico neumologo Violeta Núñez y su invitada, entre palabras y estos que tocaban las fibras más profundas del alma, la sociedad dominicana vivió una noche para jamás olvidar.

Un público selecto constituido por catedráticos, investigadores, escritores, artistas, empresarios, instituciones, gremios, premios nacionales, gerente de salud, invitados especiales e internacionales.

Don Neit Arias Lora, el general Almodovar y seis colegas más de su mismo rango, La viuda Goico, González De Peña, Alejandro Pichardo, Díaz Alba, Los clubes Masonicos, de Leones, Rotarios, UASD, INTEC, UNPHU, UCSD, UCMM, entre otros presentes.

Un evento que unió los notables de la medicina, varias generaciones encontradas entre aplausos y abrazos, risas y nostalgias, el caduceo cantaba las notas de la eternidad.

Discursos y gracias, cada quien dio libre albehedrío a sus emociones, Don Víctor Villegas Premio Nacional De Literatura en un espacio poco común en la historia entregó el Premio Nacional de Medicina a don Angel Chan Aquino y Guarocuya Batista Del Villar.

Le acompañaron los galenos: Neit Aria Lora, Lucia Dalmasi, la viuda Goico, Violeta Núñez, María del Carmen Navarro, Eduardo Váldez, Rafael Pérez y Pérez, Almodovar Haché y quien suscribe.

Las notas habladas llegaron a los ojos de muchos de los presentes, el maestro Chan tocó la historia con su discurso, Guarocuya recordó los años mozos junto a Chan y a Villegas.

El doctor Eduardo Váldez y el general médico Pérez y Pérez estremecieron el salón con sus brillantes oratorias. Las sillas fueron escasas para tanto público, la sociedad dominicana se vistió de gala, las canciones del maestro Chan Aquino llegaron al alma.

Mientras unos destruyen con la guerra y los atentados terroristas otros construyen para la conservación de la especie, salvando vidas.

He aquí el hombre y su vida, el hombre y sus obras, el hombre y su historia. Loor a Chan Aquino y a Guarocuya Batista Del Villar.

Atentamente,

Dr. Sergio Solís Taveras