El presidente de Kazajistán anima a reducir la brecha entre ricos y pobres

Astaná. El presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbayev, pidió una alianza entre los países para luchar contra la pobreza e impedir que la “brecha entre ricos y pobres sea cada día mayor”, en la clausura de la VII edición del Foro Económico de Astaná.

Nazarbayev consideró que la brecha social no es exclusiva de los países emergentes. “Hay países de Europa, que están viviendo esta situación y citó como ejemplo “Reino Unido, Alemania, España e Italia”.

En la clausura intervinieron el expresidente de Bulgaria, Petar Stoyanov; el presidente del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, Martin Sajdik y el fundador del banco Grameen y director la de la fundación que lleva su nombre, Muhammad Yunus.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, se comunicó con los asistentes a través de una vídeo conferencia e hizo suya también la idea de erradicar la pobreza.

Aseguró que el organismo que dirige elaborará la agenda de 2015 en función de esta necesidad global para contribuir a crear “una sociedad más justa para todos los habitantes del planeta.”

Nazarbayev también instó a los países a “diseñar medidas que contribuyan a finalizar con la crisis mundial que genera tensiones sociales y evitar así una posible confrontación.”

El conflicto de Ucrania debe resolverse, según sus palabras, “dentro de la legalidad vigente” y señaló que su país se había posicionado en contra de las soluciones bilaterales porque “generan un precedente muy peligro”. “No se puede encontrar soluciones individuales en un mundo global,” aseveró.

El banquero y economista de Bangladesh, Muhammad Yunus, fundador del banco Grameen, y premio Príncipe de Asturias por su labor a favor de los más necesitados, defendió el microcrédito como una solución para erradicar la pobreza.