El Presidente dirige pesquisa caso OP

POR MANUEL JIMÉNEZ
El presidente Leonel Fernández asumió desde el principio la investigación del conflicto suscitado en la Secretaría de Obras Públicas en relación con el costo del edificio de la Suprema Corte de Justicia, dijo ayer el presidente de la Comisión Nacional de Ética y Combate a la Corrupción, José Joaquín Bidó Medina.

La Comisión de Ética ha llegado “a tratar el asunto”, pero explicó que se trata de un hecho que surgió antes de que ese organismo fuese integrado, dijo Bidó Medina, quien tiene rango de secretario de Estado sin Cartera.

Medios de prensa informaron la semana pasada de un conflicto entre el secretario de Obras Públicas, Freddy Pérez y el subsecretario de esa Cartera Kalil Michel, a quien se le habría prohibido el acceso a esa dependencia por razones no explicadas oficialmente. Bidó Medina, quien fue entrevistado en su despacho de la segunda planta del Palacio Nacional, reiteró que este caso se investiga y que incluso ya habido cancelaciones, aunque rehusó abundar sobre el particular alegando que no cree en escándalos.

“Yo no creo en el escándalo, yo creo en la eficiencia; ese caso se está tratando, pero ya lo había iniciado originalmente el propio señor presidente”, explicó Bidó Medina.

La Comisión Nacional de Etica y Combate a la Corrupción fue presentada oficialmente en un Consejo de Gobierno Ampliado que encabezó el lunes pasado el presidente Fernández en el Palacio Nacional.

“Si eso comenzó alguien a investigarlo, ya eso hay que dejarlo porque la comisión está aun en un proceso de organización, aunque podríamos iniciar cualquier cosa que sea urgente porque tampoco podemos esperar que terminen los 90 días que nos han dado de plazo para organizarnos”, dijo Bidó Medina. “Ese caso (el de Obras Públicas) no solo se está tratando, sino que se han cancelado personas”, dijo Bidó Medina, sin entrar en mayores detalles.

Reveló que pese a que la Comisión de Ética y Combate a la Corrupción aún está en proceso de organización, ya forzó la destitución de un funcionario de quien se había recibido una denuncia telefónica sobre manejos irregulares.

Reveló que en su oficina se recibió una llamada telefónica de un funcionario judicial que aportó los datos y que inmediatamente le remitió un oficio al procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, para que se abriera una investigación y el resultado fue la destitución de ese funcionario. Sin embargo, no reveló su nombre ni el puesto que desempeñaba en la administración pública.

Bidó Medina dijo, asimismo, que la comisión investiga también expedientes sobre irregularidades en la presente gestión, pero tampoco quiso avanzar detalles.

La comisión, dijo, recibirá cualquier denuncia que se le presente, pero siempre acompañada de las pruebas correspondientes y hecha de manera responsable.

Bidó Medina dijo que la Comisión que encabeza “no es para tenerle miedo”, señalando que así se expreso cuando le toco intervenir en el curso del Consejo de Gobierno celebrado el lunes en el Palacio Nacional para trazar pautas contra ese mal social.

“No se trata de perseguir a nadie, pero si de poner el orden dentro de la casa”, dijo el funcionario, quien aclaró que lo que hizo el lunes el Presidente Fernández no fue crear un nuevo organismo sino presentarle al aparato gubernamental a los integrantes de la comisión.

Dijo que en esa reunión el Presidente Fernández impartió instrucciones precisas para combatir y prevenir la corrupción en todo el gobierno.