El Presupuesto Complementario

El Poder Ejecutivo revelará hoy en sus detalles y alcances el proyecto para un presupuesto adicional sobre ingresos extras en el año, el que vendría a ser básico para orientar las inversiones y gastos con sentido de ahorro y eficiencia, y así  enfrentar los problemas económicos. En la apreciación de sectores de opinión pública, de áreas de la producción, de política y de comunicación, el propósito gubernamental ya anunciado de aplicar algo de austeridad con recortes de inversión y un poco de atención al gasto social serían insuficientes, aun cuando signifique que toma el camino correcto.

Se ha reclamado que el Estado procure siquiera metas de reducción de nóminas, sobre todo a niveles altos, que debió lograr el año pasado cuando se aprobó hacerlo por ley, solo para que inmediatamente  se produjera una desbordada  carrera por la reelección con gran  creación de empleos en un país ya de por sí con una burocracia excesiva, de costosas, sobreabundantes  y dispersas funciones. La tendencia a usar el erario para  satisfacer aspiraciones de ingresos y posiciones a costa del contribuyente debe revertirse.

El pan caro y chico de todos los días
Estamos de verdad en medio de un pésimo momento para la economía nacional y mundial con precios altos en energía y materias primas para alimentos, pero la acción para confrontar adversidades no puede depender totalmente de subsidios y exenciones prodigadas por el Estado. Productos como el pan y los víveres suelen tener componentes de costos por deficiencias de elaboración y mercadeo. Una intermediación sobrecargada entre el campo y la ciudad más que duplica el precio que finalmente debería tener el plátano.

Algo similar ocurre con el pan, sobre todo el de producción artesanal que desperdicia harina y fuentes de calor. Con tecnología apropiada, obtenida con apoyo crediticio (no con dinero regalado) el negocio de panadería podría echar adelante y servir un mejor comestible. La protección del Estado no debe servir para darle permanencia a las ineficiencias.