El príncipe Enrique hará una travesía a pie para apoyar veteranos de guerra

Londres. El príncipe Enrique de Inglaterra anunció hoy que participará a finales de este año en parte de una travesía a pie de mil millas (1.609 kilómetros) a través del Reino Unido en apoyo a militares veteranos heridos en conflicto.

La travesía, organizada por la organización benéfica “Walking with the Wounded” (“Caminando con los heridos”), pretende despertar el interés de los británicos para que conozcan la labor benéfica de esa asociación con los soldados heridos.

Enrique, de 30 años, confirmó precisamente esta semana que dejará el Ejército británico el próximo junio tras una carrera militar de una década.

El nieto de la reina Isabel II de Inglaterra, que ya participó el año pasado en una expedición de tres semanas a la Antártida para apoyar a los veteranos heridos, afirmó en un discurso que está “encantado” de tomar parte de esta iniciativa.

El príncipe se unirá a la expedición durante una pequeña parte del recorrido cuando finalice en junio su servicio militar, después de que en abril participe en unos ejercicios militares en Australia antes de licenciarse. Enrique destacó que la organización “Walking with the Wounded” ha dado la oportunidad a hombres y mujeres de “llegar hasta su límite en los más inhóspitos lugares del mundo como los polos y el monte Everest”.

“Aunque la iniciativa que estamos lanzando hoy se desarrollará en el Reino Unido, el desafío es de escala similar ya que consiste en realizar una travesía de mil millas por los parajes de nuestro país”, subrayó el príncipe. Enrique valoró que el apoyo público a las Fuerzas Armadas en el Reino Unido es “extraordinario”.

A pesar de ello, puntualizó que “la memoria sobre los compromisos militares en Irak y Afganistán se desvanece”, por lo que consideró “necesario” animar a la gente para que sigan apoyando a los soldados, “en especial a aquellos que se reincorporan a la vida civil”.