El PRM, de Blas Peralta a Eduardo Estrella

Pedro René Mejía Almonte

La versatilidad se define como la facilidad grande para el cambio; otra definición, es la cualidad o condición de versátil; a su vez versátil es un adjetivo que procede del latín versatilis y hace referencia a la capacidad de algo o alguien de adaptarse con rapidez a distintas funciones.

Una persona versátil está en condiciones de responder ante distintos desafíos y de adaptarse a todo tipo de contextos.

Dicho esto, la versatilidad sería una cualidad que todo empresario buscaría entre sus empleados. En ocasiones prescindir de especialistas en cada área y en su lugar colocar personas que pudieran desempeñar varias funciones de manera aceptable sin ser estos los más duchos en entornos laborales específicos.

Algo similar ocurre en el deporte, los equipos suelen contar con jugadores que se especializan en alguna tarea o que sólo ocupan una posición en el campo de juego, pero en todo equipo existen deportistas versátiles; por ejemplo, en un equipo de fútbol, un jugador que  puede desempeñarse en tres o cuatro posiciones es muy útil, ya que esto se traduce en la posibilidad de reemplazar a distintos compañeros.

En la música, ser versátil es una gran ventaja, sobre todo en el ámbito del canto, para referirse a aquellos intérpretes con la capacidad de asumir diferentes estilos y notas. María Callas, para algunos la soprano por excelencia, fue un claro ejemplo de versatilidad, independientemente del daño que causó a sus cuerdas vocales, durante su carrera, se paseó desde Mozart hasta Puccini, pasando por Rossini y Verdi.

Según se analice, la versatilidad no siempre representa una virtud. Hay quienes consideran que hacer muchas cosas acarrea un inevitable costo a nivel cualitativo; en otras palabras, que alguien   que es capaz de desenvolverse en distintos campos no puede ser exitoso en ninguno de ellos.

La política dominicana también es un caso de versatilidad, y muy concreto es el ejemplo del Partido Revolucionario Moderno (PRM); dicho partido llega a tal punto de la versatilidad que se da el lujo de tener entre sus aliados a Eduardo Estrella, un hombre capaz, honesto, trabajador incansable que ha demostrado su calidad humana, técnica y profesional en cada posición que le ha tocado desenvolverse.

De ahí el PRM pasa a tener aliados como Blas Peralta , del cual toda la sociedad sabe su historia y de lo que ha sido capaz de hacer , también de su misma estirpe o por lo menos de su misma “profesión” tenemos a los señores Juan Hubieres y Antonio Marte , sendos candidatos a Senador por el mismo partido (PRM) .

LUIS EN SANTIAGO

¿Entonces qué hacer? entrar a la política a todo el que tenga “La Logística”  y obviar a verdaderos servidores a la sociedad, es como decir entras si tienes dinero, autobuses y gente con la cabeza caliente.

Blas Peralta y Eduardo Estrella no pueden jugar en el mismo equipo. ¡Ingeniero salga de ahí, usted es un hombre serio!