El PSOE abre camino al gobierno de Mariano Rajoy

rajoy-insiste-en-pedi-252.520.360

La dirección del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) decidió ayer, por una holgada mayoría, abstenerse en una próxima votación de investidura para permitir al conservador Mariano Rajoy formar un nuevo Gobierno y evitar así unas terceras elecciones.

La abstención se impuso por 139 votos a favor y 96 en contra tras una votación en la que participaron 237 miembros del llamado Comité Federal, órgano máximo del partido entre Congresos.

Esta decisión pone fin al bloqueo institucional en España, cuyo Gobierno está en funciones desde hace más de 300 días.

La mayoría “abstencionista” derrotó a los partidarios del “no” a Rajoy, el sector alineado con el exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez, quien, tras el tumultuoso Comité Federal celebrado el 1 de octubre, dimitió de su cargo precisamente por mantener su negativa a un Gobierno conservador.

La resolución señala que debe ser acatada por el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados (85 escaños), si bien para la semana que viene queda por decidir si serán todos los diputados, parte de ellos, o justo los once que necesita Rajoy para ser investido presidente del Gobierno.

Este asunto es motivo de controversia porque hay un grupo de diputados, entre ellos los siete catalanes, que se han comprometido a votar “no” pese a lo decidido por el Comité Federal.

El Parlamento español está compuesto por 350 escaños.

En una primera sesión de investidura, el candidato necesita mayoría absoluta; esto es, 176 diputados, aunque en una segunda le basta con más síes que noes.

El PSOE, dirigido por una Comisión Gestora desde la dimisión de Sánchez, ya adelantó que votará “no” en la primera sesión y hoy ha confirmado que se abstendrá en la segunda.