El que se duerma frente a China,
no sobrevirá

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/9D48F376-5897-42AB-9AE2-9C62AB324C27.jpeg

POR ALEIDA PLASENCIA
Con relación a la integración “al origen” que debieron hacer las zonas francas del país, para afrontar la amenaza de las exportaciones de textiles de China, se ha hecho “un poco tarde para ablandar habichuelas”, dijo ayer el presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera, Ernesto Vilalta.

En tanto, el presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO), José Antonio Flaquer López, consideró que el país debe rápidamente definir una estrategia para lograr el mayor grado posible de competitividad, porque “el que se duerma frente a China, no va a sobrevivir”.

Vilalta y Flaquer López hablaron del tema por separado, al ser consultados sobre el peligro que representa la entrada de China sin cuotas al mercado de Estados Unidos y Europa desde el próximo enero del 2005.

Vilalta señaló que en el país no se han tomado medidas para enfrentar el reto de China y que las medidas al respecto, en lo relativo a las zonas francas, debieron ser a lo interno de las empresas.

Específicamente, las zonas francas del país “debieron convertirse en exportadoras de paquetes”, según Vilalta, quien explicó que éstas empresas “tenían que integrarse al origen” en el proceso de producción, para tratar de reducir costos y depender menos de materias primas importadas hasta de los propios Estados Unidos.

Vilalta significó al respecto que en vez de hacer énfasis en el ensamble de telas para confección de prendas de vestir, esas empresas debieron poner hincapié en comenzar el proceso en el origen de la materia prima, como fabricación de telas, por ejemplo.

Flaquer López, por su lado, dijo que definitivamente hay que entender que China es una fuerza en el mercado y que dentro de 25 a 50 años ésta será, “sino la primera, una de las primeras fuerzas de la economía del mundo y a ella no la va a parar nadie”.

Entiende que lo único que la República Dominicana puede hacer es tratar de entender que eso (la amenaza de China) es una realidad y hacer esfuerzos de manera acelerada para llevar al país al mayor grado posible de competitividad.

El país tiene que tratar, dijo, de atenuar lo más posible la situación para que la entrada de China a los mercados internacionales en todos los niveles (no sólo en el ámbito de los textiles) “no nos desplace completamente y podamos tener nichos de mercados construidos en base a logísticas, cercanía, marca país y otros elementos”.

 Aclaró que en sus declaraciones no se refiere en específico a las zonas francas, sino al país en general.

Consideró que el país debe hacer un programa en base a estrategias de competitividad, para afrontar el desafío de China.

 Flaquer López ve a China como un país con una fuerza muy poderosa en los mercados, con una economía de escala que va a tener un impacto sin precedentes en el mundo.

Recordó que China está produciendo grandes cantidades de mercancía, pero que el consumo de ese país asiático no ha entrado. Cuando esto ocurra, no habrá quien compita con China, “a menos que hagamos una reingeniería creativa, elevemos los niveles de competitividad y busquemos nichos de mercados en base a marca país”, sostuvo.