El queso, un universo de texturas y sabores

http://hoy.com.do/image/article/105/460x390/0/E64628A3-9C2F-45F3-83E8-926C389F0B2A.jpeg

El queso es un alimento que gusta a todos, es también el favorito de expertos culinarios y  aficionados a la buena mesa. Por la amplia variedad de sabores, colores y consistencias, de las que se puede escoger, el queso es un alimento idóneo para cualquier hora del día, ya sea como entremés, postre o merienda.

Suave, picante, cremoso, de aroma penetrante o suave, el queso ha sido desde la más remota antigüedad una de las más notables creaciones gastronómicas.

Es uno de los derivados lácteos más sabrosos y variados y con gran tradición en todas las culturas.

Se dice que fue descubierto por un mercader árabe que mientras realizaba un largo viaje por el desierto, puso leche en el estómago de un cordero. Cuando fue a consumirla vio que estaba coagulada y fermentada debido al cuajo del estómago del cordero y a la alta temperatura del desierto.

Otros autores señalan que el queso ya se conocía en la prehistoria. También en la Biblia hay varias referencias a este alimento.

El queso es la masa que se hace de la leche, cuajándola primero y comprimiéndola y exprimiéndola en moldes para que suelte el suero. Después se sumerge en salmuera y se dispone en secaderos para su maduración. En general, la leche de vaca es la que más se utiliza, aunque en muchos lugares se emplea también la de oveja y cabra.

Su alto valor nutritivo hace del queso un alimento imprescindible para una dieta saludable. En el mercado local hay diferentes clases de queso, algunos son el Parmesano; ideal para pastas, Mozzarela; empleado, entre otras cosas, para la elaboración de la ensalada del mismo nombre, Cammbert, Edam, Gouda, Ricotta, Cheddar y Roquefort.

Champiñones rellenos con queso

Ingredientes:
– 2 dientes de ajo picados finamente
– 1 cucharada de mantequilla
– 1/2 kilogramo de champiñones grandes
– 1/4 kilogramo de queso

Elaboración:

Lave y pele los champiñones para después separar los tallos, que se pican finamente.

Una vez picados, fríalo en una sartén con los ajos y la mantequilla. Se agrega queso a este refrito, manteniéndolo en calor hasta que el queso empiece a fundir.

Los ingredientes anteriores son usados como relleno para los champiñones gigantes, que deben ser llevados al horno por cinco minutos. Se pueden servir acompañados por arroz y otra ensalada.

Crema de queso  

Ingredientes:

– 1/4 litro de caldo de verduras
– 200 gramos de queso cremoso a las finas hierbas
– 2 cucharadas de maicena
– 2 cucharadas de vino blanco
– Sal 
– Aceite
– 300 gramos de pasta

Preparación:

En un caldero y con ayuda de un tenedor aplaste el queso. Añada poco a poco el caldo caliente, removiéndolo hasta obtener una crema homogénea y póngala en un tazón.

Disuelva la maicena en el vino. Luego, lleve a ebullición la salsa de queso y añada la mezcla del vino y la maicena; deje que dé un hervor. Retire del fuego.

Qué tomar

Cosmopolitan

Ingredientes:

1 1/2 onzas de vodka
1/2 onza de Triple Sec
1/2 onza de jugo de limón
1 onza de Granberry

Preparación:

Agite bien en la coctelera con hielo y luego cuele en copa de coctel bien fría. Decorar con cherry roja o una cáscara de limón.

Cómo manipularlo

El queso forma parte importante de una dieta saludable, de ahí que manipular cuidadosamente este alimento ayuda a prevenir las enfermedades.

Sí el queso adquiere hongos en la nevera, producto de los frecuentes apagones, necesariamente hay que botarlo. El queso, como el pan, deben consumirse frescos.

Cómo conservarlo

Todos los quesos naturales se deben conservar en la nevera. Siempre que sea posible el queso  se debe guardar en su envoltura original. Una vez que se ha abierto el queso, y para conservarlo por un período prolongado de tiempo, se deberá envolver bien en papel plástico de cocina para que no entre el aire ni la humedad.

Cómo escogerlo

Lo primero que una persona debe hacer a la hora de comprar queso en el supermercado es leer la etiqueta o código de barra. Contactar que es fresco, que ha sido pasteurizado y, muy importante para la salud, que sea bajo en grasa.

La cura en casa

La naranja es buena para los dolores de garganta y encías, así  como para prevenir o combatir  resfriados.

Excelente contra los problemas circulatorios y las venas varicosas al tener componentes que fortalecen los vasos sanguíneos.

Un vaso con ocho onzas de jugo de naranja contiene 450 miligramos de potasio, el cual ayuda al ritmo cardiaco, la presión arterial, la función renal y la transmisión de impulsos nerviosos.

La naranja es rica en vitamina C, betacarotenos y bioflavoides, lo que la convierte en un alimento muy recomendado para la prevención del cáncer. Contiene pequeñas cantidades de vitaminas B1, B2, B5, B6 y E.