El Real Madrid-Barcelona de este sábado, un ‘clásico’ blindado

rea

Madrid. El encuentro que este sábado (18.15 hora peninsular) medirá al Real Madrid y al Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu será un ‘clásico’ blindado por las medidas de seguridad adoptadas de manera excepcional tras los atentados terroristas perpetrados hace una semana en París.

1.200 agentes de la Policía Nacional -seis veces más que en un partido de estas características-, 120 policías locales -42 más de lo habitual-, 1.195 efectivos de la seguridad privada del Real Madrid, 80 ochenta sanitarios del Samur y 60 de la Cruz Roja velarán por la seguridad de los 80.000 aficionados que acudirán al partido, correspondiente a la duodécima jornada de la Liga BBVA.

Las medidas del dispositivo, según explicó la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Concepción Dancausa, “serán las habituales en un partido de riesgo pero reforzadas con medidas adicionales” tras los atentados del pasado viernes en París.   Así, el Ayuntamiento de la ciudad incrementará ligeramente el número de efectivos del Samur. Irán un total de ochenta con seis ambulancias, tres unidades de intervención rápida y vehículos de logística e instalarán un puesto médico avanzado y una central de comunicaciones.

Por su parte, los agentes municipales se encargarán de regular el tráfico, cortar las calles aledañas al estadio, controlar la reventa y la venta ambulante y ayudar a la Policía Nacional en cualquier labor de seguridad, según informó este viernes Emergencias Madrid.   A partir de las tres y media de la tarde se procederá como es habitual en estos partidos a cortar al tráfico en las calles de Concha Espina, Padre Damián, Doctor Fleming, Rafael Salgado y Gutiérrez Solana.   El dispositivo, anunciado tras la reunión de coordinación de seguridad del partido a la que asistieron responsables de seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Real Madrid y Metro de Madrid, además de miembros de la Cruz Roja, la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Madrid y de la Brigada Provincial de Información de la capital, será “suficiente y adecuado” para garantizar la seguridad, aseguró Dancausa.

Las medidas empezarán a aplicarse esta tarde y crecerán en intensidad en las horas previas y posteriores al choque, cuyo desarrollo se producirá “con total normalidad”.   “No tenemos que vivir con miedo. Tenemos que defender nuestros valores, ir al estadio a disfrutar de un partido con carácter internacional por la cantidad de seguidores que fuera de nuestras fronteras tienen el Real Madrid y el Barcelona”, apuntó la delegada del Gobierno.