El recibimiento de los dominicanos a los medallistas olímpicos

El recibimiento de los dominicanos a los medallistas olímpicos

Centenares de personas acudieron este martes al aeropuerto de Santo Domingo para recibir a la velocista dominicana Marileidy Paulino, quien ganó la medalla de plata en los 400 metros planos y sumó otra presea de igual color en el relevo 4×400 metros mixto de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Las autoridades deportivas dominicanas encabezaron el recibimiento a Paulino y sus compañeros Anabel Medina, Lidio Andrés Feliz y Alexander Ogando. El medallista de plata de los 400 metros en Londres 2012 Luguelin Santos y Fiordaliza Coffil fueron los corredores sustitutos

. “Siempre he dicho que mi carrera se la entrego a Dios, agradezco a Él todo lo que pase conmigo, siempre le estaré agradecida”, dijo Marileidy a su llegada al país. La exjugadora de balonmano que, a instancias de un entrenador de atletismo decidió abrazar ese deporte, dijo dedicar su medalla a una fundación dedicada a la ayuda de niños que preside.

Afirmó que piensa dedicar a esa fundación parte de los premios en metálico que le otorgará el Gobierno dominicano por su actuación en Tokio. El Ministerio de Deportes entregará unos 9,5 millones de pesos (161.000 dólares) a Marileidy Paulino como incentivo a su actuación en los Juegos Olímpicos.

La atleta, de 24 años, entregó sus medallas a su madre y abuela, a quienes levantó los brazos en medio de la algarabía de sus vecinos de la comunidad de Don Gregorio, en la provincia Peravia (sur), que acudieron a recibirla, y quienes la acompañaron en caravana desde el aeropuerto hacia esa localidad.

De ese lugar también es nativo el miembro del Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas, el exjardinero dominicano Vladimir Guerrero. “Aquí hemos venido a recibir a nuestros héroes, aquí está la mejor demostración de que cuando el dominicano se fija una meta la cumple.

El deporte le ha cumplido al pueblo dominicano”, expuso el ministro de Deportes, Francisco Camacho. República Dominicana se adueñó de cinco medallas en Tokio, el mayor número jamás alcanzado en la historia de sus participaciones en los Juegos Olímpicos que comenzó en 1964, precisamente, en la capital nipona.

Los levantadores de pesas Zacarías Bonnat y Crismery Santana se adueñaron de medallas de plata y bronce, respectivamente, y el equipo de béisbol conquistó el bronce, el primer podio en las olimpiadas para el deporte más popular en el país caribeño.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas