El reguetón puede mejorar

Yo pienso que el género musical conocido como reguetón puede mejorar en cuanto a su melodía y letra.

Algunos expertos opinan que este ritmo es una variante del Raggamuffin, procedente del Reggae y del Hip Hop.

Las particularidades de este estilo musical están en sus letras cantadas en español y en la influencia de otros estilos latinos, como la bomba y la salsa.

El Reggaetón es un género musical relativamente nuevo, que ha alcanzado gran popularidad en las naciones del Caribe a partir de la década de los noventa, pero en nuestro país, sus intérpretes y quienes componen sus letras deben dar el salto.

Los componedores y los cantantes del género deben abandonar las letras ofensivas y los mensajes sin sustancia.

Recordemos los amargos momentos por los que pasó la bachata, la que una vez dio el brinco, pasando de las canciones de amargue, aquellas que fueron escuchadas en las voces de Paquitín Soto, Iván Rodríguez, Luis Segura, Rafael Encarnación, Inocencio Cruz, Raffo, José Manuel Calderón, Odilio González (El Jibarito de Lares) entre otros.

En un primer momento la bachata, que llegó a escucharse en emisoras radicadas en la zona rural del país, en especial en la legendaria Radio Guarachita, administrada por don Radhamés Aracena, fue considerada una música de guardia, propiedad del campesinado, con niveles de indecencia e incitadora de violencia, la que se bailaba en las enramadas, sin luz, donde cada bailador lo hacía con un cuchillo al cinto, pero gracias a Dios, aparecieron intérpretes que le pusieron pantalón, camisa y corbata a este ritmo, y aquí podemos mencionar a Juan Luis Guerra, Víctor Víctor, Sonia Silvestre, Héctor Acosta (El Torito), entre otros.

 Es a partir de estas experiencias que aspiramos al mejoramiento de propuestas literarias. Este ritmo que envuelve a niños y adolescentes y que está llenando los escenarios donde se presentan los reguetoneros. Culturalmente sus cantores pueden ser formados, las letras pueden ser mejor seleccionadas, con mensajes positivos y romper con la estridencia musical.