El reto de criar hijos en un mundo sin reglas

http://hoy.com.do/image/article/834/460x390/0/F43A32F6-6CBF-4EB6-A01A-899BE97E0CD1.jpeg

Ser padre en esta época exige un reto mayor, ya que  implica la crianza de los hijos en un mundo permisivo, carente de reglas o límites, poco exigente, que muestra excesiva concesión y  mucha flexibilidad ante las diferentes situaciones de la vida.

“Cada día son más los padres presentes en el quirófano en el momento del nacimiento de sus hijos, en los cursos prenatales y de posparto para capacitarse en el cuidado del bebé, ya que  así  como se necesitan dos para engendrar un hijo, también se necesitan dos para su sano desarrollo”.

Además, explica la psicóloga Indhira de la Cruz, el padre proporciona un elemento único y esencial en la crianza del hijo y su influencia es poderosa en la salud emocional.

El padre de hoy se abre a las necesidades más sutiles del hijo: las emocionales y las psíquicas. Trasciende la preocupación de sí mismo y sus ocupaciones, y logra ver al hijo desde otra dimensión.

“Cuando hablamos de paternidad sana y funcional, estamos hablando de asumir un nuevo rol en nuestro ciclo de vida desde el mismo momento en que nos enteramos de la noticia del embarazo. Este rol traerá muchos cambios a nuestra vida, ya que convertirnos en padres es pasar a un nuevo ciclo de vida que debemos asumir con madurez y responsabilidad”, indica la profesional de la conducta humana.

Resultados.  Los hijos crean lazos afectivos adecuados con la figura paterna; los hijos se sienten seguros y confiados para explorar el mundo; los hijos tienden a ser justos, solidarios y equilibrados; los hijos no presentan luego miedo, ansiedad o depresión; desarrollan un apego seguro hacia su padre; desarrollan una buena autoestima y son hijos felices y sanos que disfrutan de estar con otros adultos y con sus iguales. Presta atención a tu hijo cuando te habla.

Para poner en práctica. La psicóloga del Centro de Aprendizaje y Psicología (CAP) recomienda algunas estrategias y técnicas para convertirse en un padre nutridor: presta atención a tu hijo cuando te habla; demuestra afecto físico y verbal a tus hijos; realiza actividades recreativas con tus hijos; elabora un cronograma de actividades para tus hijos: felicita a tus hijos y reconoce sus pequeños logros; enseña y practica la conducta de los buenos modales; establece reglas claras en el hogar; no impongas castigos, sino consecuencias lógicas; comunícate con tus hijos de una manera positiva y desarrolla la  vida espiritual del hijo.

ZOOM
Desarrollar destrezas

El ser padre implica desarrollar una serie de destrezas y capacidades  para cuidar, proteger, educar a sus hijos y asegurarles un desarrollo sano bio-psicosocial. Algunas de estas destrezas son: ser estables, accesibles, comprometidos, afectuosos, coherentes, respetuosos, motivadores, responsables cuidadores, protectores.  La psicóloga De la Cruz señala que es importante  mantener en mente  siempre que ser padre es criar a otro ser humano y que la persona que tenemos enfrente como hijo es un reflejo de nosotros. “Finalmente pienso que debemos reflexionar  y evaluar nuestras competencias para ser un buen padre y comprometernos a ser padres formadores de un carácter con valores en un mundo permisivo”, explicó.