El romanticismo y la elegancia en
los trajes de Princess Classics

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/A65AE6BB-8B73-41DF-82BC-FC47A396C93F.jpeg

La elaboración y el diseño del vestuario de los personajes de Princess Classics constituyó un verdadero reto para Gregg Barnes, un diseñador de Broadway y ex catedrático de la Universidad de Nueva York, quien tuvo a su cargo el diseño de los 176 trajes que se usan en el espectáculo.

El proceso inició visitando decenas de tiendas en diferentes ciudades de los Estados Unidos, buscando los materiales idóneos para cada diseño.  Barness pasó por casi 100 muestras de telas para escoger solo una que quería para cada traje.

Los materiales elegidos además de garantizar transmitir  el romanticismo, el espíritu y la elegancia que refleja cada cuento de Disney,  también debían ser prácticos y de larga duración, pues el show recorre los escenarios del mundo con cientos de funciones cada año.

Los desafíos en el proceso de diseño fueron diversos incluyendo la tarea de elaborar trajes que pudieran trabajar en armonía con el patinaje, manteniendo dimensiones en cada pieza que no dificultaran los movimientos y el rendimiento atlético de los artistas que se desplazan por dos horas en patines sobre hielo.

La vestimenta es el complemento perfecto para recrear las diferentes culturas y el tiempo en el que se desenvuelven estas historias.   Cada cuento tiene un estilo escenográfico único, que identifica un período de tiempo diferente: El estilo del siglo XVIII para Cenicienta, un palacio árabe para Jazmin en Aladino, un reino submarino para Ariel en la Sirenita.

Zoom

Sobre el espectáculo

Las sietes princesas de los cuentos más emblemáticos del mundo mágico de Disney se adueñarán del escenario del Palacio de los Deportes de Santo Domingo,  desde el 24 al 27 de abril en solo 10 funciones. El espectáculo tendrá dos funciones el jueves 24 y viernes 25 de abril, una a las 4:00 de la tarde y la siguiente a las 7:30 de la noche. El sábado 26 y domingo 27 de se ofrecerán 3 funciones.

Para el baile

Para las escenas de bailes de salón Barnes diseñó trajes en los que incorporó brillantes y lentejuelas que permitiera que cada pieza brillara desde su interior. En la elaboración de estos vestidos trabajaron 115 personas y se usan 780 accesorios que complementan el vestuario de los personajes.