El salto político de Zorrilla Ozuna

Desde que fue designado Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional durante el gobierno de Hipólito Mejía, el General Zorrilla Ozuna tenía evidentes inclinaciones políticas.

Ahora que la Junta Central Electoral le acaba de reconocer el llamado Partido Cívico Renovador, Zorrilla Ozuna entra en la historia de los ex altos militares que incursionan en la política con su propia fuerza.

Wessin, Nivar Seijas, Valdez Hilario, Milo Jiménez y el ex secretario de las Fuerzas Armadas Soto Jiménez forman parte de esa élite que después que salieron de los cuarteles abrazaron la Bandera del partidarismo.

Ello quiere decir que mucho antes del fenómeno de Chávez y Torrijos, ha estado latente en la idiosincrasia de antiguos jefes militares alcanzar el poder del Estado.

Lo de Zorrilla Ozuna es una proeza y hasta digno de reconocimiento, pues este combativo soldado se ha estado superando en términos políticos y culturales, a pesar de su origen social.

Su retórica propugna por los cambios estructurales y se le concibe como un político de avanzada, que inclusive adoptó como plataforma-ideológica La Social Democracia por la que luchó el doctor Peña Gómez.

Civismo y renovación forman parte de las siglas del partido del general retirado Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna, lo que indica la conciencia que tiene sobre la necesidad de un nuevo rumbo para el país.