El sector salud es prioridad del Presidente Medina

La administración del presidente Danilo Medina ha realizado multimillonarias inversiones en remodelaciones, nueva planta hospitalaria y equipos, también el Presidente promulgó la Ley 123-15, que creó el Servicio Nacional de Salud, organismo responsable de los servicios regionales de salud, quedando al Ministerio la rectoría del sistema, y ahora, con la propuesta de aumento salarial a los gremios de salud, se crean las condiciones para que el próximo cuatrienio la salud pública dé un salto en materia de la calidad en los servicios.
Este gobierno ha hecho grandes inversiones en el sector salud, destacándose la remodelación de 56 hospitales, entre ellos el Marcelino Vélez Santana, José María Cabral y Báez y el Darío Contreras; se han continuado los trabajos de construcción en la Ciudad Sanitaria Luis E. Aybar, se han edificado 50 centros de diagnósticos y atención primaria. El eminente médico neurocirujano José Joaquín Puello, refiriéndose a Cecanot y el Cabral y Báez escribió: “Serán de los hospitales más modernos de Centroamérica y el Caribe y contarán con las especialidades médicas y quirúrgicas al más alto nivel para cuidar miles de ciudadanos de escasos recursos”.
Aparte de esas inversiones el 92% de la población (3.2 millones) en pobreza extrema disfrutan del Seguro Nacional de SENASA, así como también 18 mil trabajadoras domésticas y 55 mil policías, además se elevó de tres mil a ocho mil la cobertura de medicamentos y se eliminó la cuota de recuperación.
Para mejorar la calidad de los servicios y culminar la reforma es necesario contar con los médicos, enfermeras y otros servidores; es evidente que los salarios son muy bajos, por ello el Presidente Medina designó una comisión de alto nivel para discutir con los gremios el tema salarial y otros de alto interés.
La propuesta del gobierno llevaría a un médico general a ganar de RD$36,401 a RD$48,061 (un aumento de 32%), si el médico se recertifica y tiene una buena evaluación de desempeño ganaría RD$48,061. Si adicionalmente se integra a una unidad de atención primaria el salario se elevaría a RD$62,480 y si esa unidad queda en la frontera el salario subiría a RD$67,286. Esa misma escala de aumentos e incentivos se aplicaría a especialistas, enfermeras y todos los servidores del sector.
El juego se tranca cuando las autoridades ponen una condición elemental: el cumplimiento del horario. Y resulta que un estudio de la USAID, no un estudio del gobierno y mucho menos un dato inventado por el vocero y Director de DICOM, Roberto Rodríguez Marchena, revela los niveles de incumplimiento del horario por parte de los médicos.
El informe preparado por la USAID, fruto de las observaciones realizadas en varios hospitales públicos, reveló que en contratos donde se establecen 4 horas de servicio, los médicos apenas cumplen con el 43.3% del horario. En los hospitales estudiados apenas el 2.2% de los médicos cumple con el horario, detectaron médicos que permanecen en el consultorio sin atender pacientes, pues ya han agotado su cantidad pre-establecido a través de la distribución de tickets. También el informe muestra la frustración de los ciudadanos porque muchos médicos inician la jornada dos y tres horas después, mientras los pacientes están desde la madrugada para poder ser atendidos.
Existen hospitales como CECANOT, Calventi, Marcelino Vélez Santana y el Juan Bosch, donde los médicos y especialistas reciben salarios base por debajo de la propuesta gubernamental, pero ganan mucho más porque hay incentivos en función del rendimiento. Esa fórmula funciona: mayor salario en función de un mayor rendimiento.

La reforma del sector salud, con la red única de hospitales, el Servicio Nacional de Salud, los centros de atención primaria y el Ministerio como órgano rector, es una de las principales prioridades de esta segunda administración del presidente Danilo Medina y los médicos, enfermeras y todo el personal deben subirse a este tren para mejorar la calidad del servicio y también sus salarios.
Esperemos que el reinicio del dialogo la próxima semana culmine con un acuerdo que implique acelerar la reforma del sector salud.