El separatismo catalán se niega a morir

30_09_2015 HOY_MIERCOLES_300915_ Economía6 E

Esteban Duarte y María Tadeo

Artur Mas se niega a abandonar la lucha. Ya antes del revés electoral que sufrió el domingo, el presidente catalán había fracturado a su partido con su apuesta a independizarse de España.
Su apuesta a obtener una mayoría que apoyara su plan de construir un estado independiente recibió el respaldo de sólo el 48 por ciento de los votantes, con lo que, si quiere gobernar, deberá pactar con un partido anticapitalista que rechaza el imperio de las leyes. Aun así, no se entrega.

“Tenemos un fuerte mandato para seguir adelante con este proyecto”, dijo Mas en una concentración en Barcelona después de la elección. Repitió el mensaje el lunes en una conferencia de prensa.

Pese a la resistencia de Mas, el resultado podría ser beneficioso para los inversores. Mas y sus aliados han visto frenado su impulso, lo que reduce las chances de un choque frontal entre los catalanes y el gobierno español que podría llevar a la exclusión de la región de la Unión Europea y su moneda única, haciendo tambalear el mercado de deuda soberana española de 1 billón de euros.

Los bonos del Tesoro español tuvieron los mayores aumentos de la deuda de gobierno de la zona euro el lunes. El rendimiento de los títulos a diez años cayó 9 puntos básicos a las 13:19 en Madrid.
El rendimiento italiano a diez años fue 5 puntos básicos más bajo y el de Alemania cayó tres puntos básicos. Las acciones españolas bajaron 0,7%.

“Ganaron las elecciones regionales pero perdieron el referéndum”, expresó José Juan Toharia, presidente de la encuestadora Metroscopía, en un debate que tuvo lugar el lunes en Madrid. “Es un duro resultado”.

Formar gobierno. Aun con una mayoría teórica de legisladores a favor de la independencia, la pregunta es si Mas podrá gobernar.

Junts pel Si, la alianza entre el partido pro-empresas Convergencia de Mas y la Izquierda Republicana de Cataluña, conocida como Esquerra Republicana, obtuvo 62 bancas en la asamblea regional de 135 escaños, por debajo de las 71 que tuvieron estos partidos cuando se presentaron con boletas separadas en 2012.

Para formar una mayoría separatista, Mas necesita a los diez legisladores del partido anticapitalista, la CUP, que han prometido no permitirle volver como líder regional. “Mas está en una situación muy complicada. Necesita a la CUP, y esta a su vez maximizará su influencia”, dijo Jordi Muñoz, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Barcelona. “Nos encaminamos a una pulseada”.

El mapa electoral de Cataluña ha cambiado desde la última elección de 2012. El Partido Popular de Mariano Rajoy perdió casi la mitad de sus representantes mientras que Ciudadanos casi triplicó el número de legisladores para convertirse en el principal partido anti-independencia. Podemos, que no existía en 2012, obtuvo más votos que el partido de Rajoy, mientras que la CUP también triplicó sus bancas.

ZOOM
Derrota de Rajoy

El foco de atención ahora podría trasladarse a las elecciones generales en las que una posible derrota de Rajoy podría llevar a un gobierno más conciliador en Madrid y la posibilidad de un acuerdo con Cataluña, dijo telefónicamente Ángel Talavera, analista de Oxford Economics en Londres. “Las elecciones generales serán lo que defina la próxima etapa de este proceso”, señaló.