El sortilegio del número siete

Las 7 Maravillas del Mundo: Las Pirámides de Egipto, los jardines colgantes de Babilonia, la estatua de Zeus en Olimpia, el templo de Diana en Efeso, el Mausoleo de Halicarnaso, el Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría.

Según Enrique Jardiel Poncela, Mario Esfacíes (“Espérame en Siberia vida mía”), las piernas de Mimí Bazar eran la 8va. Maravilla. Se llamaba Mimí, porque es el nombre que abunda en las prostitutas francesas, como decir aquí… y Bazar, porque todo lo que tenía estaba a la venta.

Son 7 los jinetes del Apocalipsis, 7 los pecados capitales, 7 son las notas musicales, 7 los días de la semana, 7 los bandoleros de Ecija (según los relatos de criminología del sabio Don Constancio Bernardo de Quiroz, quien iluminó la cátedra de la Universidad de Santo Domingo, por los años 1945/46), y ahora mismo 7 fueron los disidentes, reducidos a 3 y además existen un sinnúmero de siete, 8… Declaró esta columna “interactiva” (palabrita medio disparatosa de moda), pera que mis “innumerables” lectores agreguen más sietes…