El subsidio a los partidos

La asignación de fondos del erario a los partidos políticos puede haber estado inspirada en el más sano de los motivos, pero en la práctica se ha convertido en elemento de suspicacia, por la forma poco diáfana que algunas organizaciones han manejado estos recursos. En algunos casos, la Junta Central Electoral ha tenido que reclamar con energía una rendición de cuentas acerca del destino dado al dinero asignado para cubrir gastos de campaña electoral.
Por demás, ha quedado demostrado que la distribución de estos recursos, cuyas proporciones están sujetas al desempeño de los partidos en las elecciones, es una fuente de inequidad que atasca el desarrollo de grupos políticos emergentes y que lanza en brazos de las grandes organizaciones a los partidos pequeños, sin posibilidades de mantener su vigencia en base a la votación obtenida.
Con miras a las elecciones de este año, la JCE asignará RD$1,610 millones entre 34 partidos y movimientos políticos, pero la distribución colocará el 80% de esos recursos en manos del PLD, el PRD y el PRSC, las tres grandes organizaciones del sistema, y lo restante le tocará a las otras 31 agrupaciones. Esto parece contradecir el mandato constitucional que procura que haya entre los partidos equidad en cuanto el acceso a los recursos y oportunidades de que dispone el Estado.

Seguridad en los hospitales

Las agresiones contra médicos, paramédicos y pacientes en los hospitales ha sido un aspecto preocupante de la inseguridad ciudadana. El año pasado se reportaron al menos 45 casos de esos, lo que da una idea de su alta frecuencia. Incluso se han producido homicidios por desquite contra personas bajo atención médica. En esa virtud, ha sido un acierto de las autoridades sanitarias haber dispuesto un cuerpo especializado de seguridad y vigilancia en los centros asistenciales públicos de todo el país.
El personal de seguridad, debidamente entrenado para lidiar con situaciones del tipo señalado, forma parte de un programa al que se han destinado RD$680 millones y ya funciona en 21 de los centros de asistencia sanitaria del país. Es un gran alivio el hecho de que se haya puesto atención a tan preocupante problema.