El sujetador bajo la piel

25_08_2015 HOY_MARTES_250815_ ¡Vivir!5 C

Aquellas mujeres que experimentan un grado moderado de caída en sus mamas o quieran evitar los efectos del paso del tiempo, así como aquellas que se han realizado una reducción mamaria o se han sometido a una mastectomía y quieran reafirmar sus pechos, disponen ahora de una innovadora opción estética.

Es el dispositivo Orbishape, apodado como “sujetador interno” (Internal Bra, en inglés), es un arnés de silicona que se inserta durante un procedimiento quirúrgico y que se ancla a las costillas, informa su fabricante Orbix Medical (http://orbix-medical.com/), desde Tel Aviv, Israel.

Este sistema, que funciona básicamente como un cabestrillo y se inserta quirúrgicamente, se ajusta y fija en su lugar, sosteniendo el pecho desde el interior del cuerpo, de modo que parte del peso de la glándula descansa sobre este dispositivo, proporcionándole un apoyo permanente, según esta misma fuente.

El “sujetador interno” se implanta a través de una pequeña incisión en la aureola del pezón, sujetando el músculo y fue desarrollado por el cirujano israelí Eyal Gur, informan desde Clínicas Dorsia (www.dorsia.es).

“Este sistema ofrece algunos beneficios respecto de la cirugía de elevación de mama convencional o mastopexia, ya que sus resultados son más definitivos”, según el doctor Domenico Ventura, cirujano plástico de Clínicas Dorsia.

La mastopexia consiste quitar una parte de la piel de la zona mamaria y colocar el pezón y la areola en una nueva posición más elevada, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, SECPRE, (http://secpre.org/).

Paso de los años y fuerza de gravedad. Con los años, y tras circunstancias como el embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad, hacen que la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama también pierde su forma, de acuerdo a la SECPRE, a la cual pertenece el equipo de cirujanos de Clínicas Dorsia.

Cuando la mama, además de caer, ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis.

Con la mastopexia también se puede reducir el tamaño de la areola cuando sea muy grande, según esta misma organización médica.

Para el doctor Domenico Ventura, “el mecanismo del ‘sujetador interno’ garantiza el efecto antigravedad de los senos y, aunque pueda no parecerlo, este método es menos invasivo que algunas operaciones que ya existen y garantiza buenos resultados de la intervención por más tiempo”.

Una lámina de silicona, sostén “desde dentro”. Para sus inventores, el dispositivo ‘internal bra’ “es una lámina de silicona, muy sencilla, poco invasiva y sutil que se sujeta con dos hilos a las costillas, para conseguir una sujeción estable del tejido mamario que, normalmente y por sí solo, no tiene fuerza suficiente como para garantizar que quede sujetado en su sitio mucho tiempo”.