El sur de California sufre su sismo más fuerte en 20 años

In this photo provided by Adam Graehl, food and other merchandise lies on the floor at the Stater Bros. on China Lake Blvd., after an earthquake, Thursday, July 4, 2019, in Ridgecrest, Calif. The strongest earthquake in 20 years shook a large swath of Southern California and parts of Nevada on Thursday, rattling nerves on the July 4th holiday and causing injuries and damage in a town near the epicenter, followed by a swarm of ongoing aftershocks. (Adam Graehl via AP)
In this photo provided by Adam Graehl, food and other merchandise lies on the floor at the Stater Bros. on China Lake Blvd., after an earthquake, Thursday, July 4, 2019, in Ridgecrest, Calif. The strongest earthquake in 20 years shook a large swath of Southern California and parts of Nevada on Thursday, rattling nerves on the July 4th holiday and causing injuries and damage in a town near the epicenter, followed by a swarm of ongoing aftershocks. (Adam Graehl via AP)

El terremoto más fuerte en la zona en 20 años sacudió ayer el sur de California y partes de Nevada, generando nerviosismo durante el feriado del 4 de julio y provocando algunos daños en un poblado cercano al epicentro mientras las réplicas continuaban.
El movimiento telúrico de magnitud 6.4 se registró a las 10:33 de la mañana en el desierto de Mojave, a unos 240 kilómetros al noreste de Los Ángeles, cerca de la localidad de Ridgecrest, California. Se reportaron varios lesionados y dos viviendas incendiadas en Ridgecrest. Los equipos de emergencia también hacían frente a pequeños incendios en la vegetación, fugas de gas y reportes de caminos con cuarteaduras, dijo David Witt, jefe de bomberos del condado Kern.
Quince pacientes fueron evacuados del Hospital Regional de Ridgecrest como precaución por las réplicas, señaló. Mick Gleason, supervisor de distrito en el condado Kern, dijo a la cadena CNN que el hospital presentaba ciertos problemas estructurales y algunos pacientes tuvieron que ser trasladados de un pabellón a otro, mientras que otros más fueron enviados a un edificio vecino. No especificó en qué consistían los problemas estructurales.
Peggy Breeden, alcaldesa de Ridgecrest, dijo que los trabajadores de las empresas de servicios públicos evaluaban las líneas de gas afectadas y estaban cortando el suministro donde se requiriera hacerlo.
El centro local para adultos mayores realizaba un evento por el 4 de julio cuando sobrevino el terremoto y todo el mundo salió a salvo, con nerviosismo, pero ilesos, agregó.
Testimonio y vídeo
“Casi me da un ataque cardiaco”, dijo Cora Burke, mesera en la Cafetería Midway en Ridgecrest. “Se sintió dentro del edificio, en la cafetería, y de repente todo comenzó a caerse del anaquel, los vasos, el refrigerador, todo lo de adentro del refrigerador se cayó”. Un video publicado en internet de lo ocurrido en una tienda de licores mostraba pasillos llenos de botellas de vinos y licores quebradas, cajas caídas y artículos en piso.