El teatro catalán se va de gira por Latinoamérica con Temporada Alta

NARCIS-PUIG-BITÒ-PRODUCCIONS-01-14-05-14

Buenos Aires. El teatro catalán desembarca hoy en Buenos Aires en la cuarta edición de Temporada Alta en Argentina, que por primera vez se abre a obras de distintos países latinoamericanos y hace las maletas para irse de gira por el continente.   “Nos gusta que haya propuestas de muchos tipos de teatro.

Obras de danza, de teatro de objetos, este año de circo… se trata de hacerse una idea del panorama del teatro catalán”, dice a Efe el responsable del festival, Narcís Puig.   Según Puig, la principal limitación es el tamaño de las propuestas, que tienen que ser fáciles de trasladar de un lado al otro del Atlántico y que funcionen en las reducidas salas de Timbre 4, uno de los teatros más aclamados de la escena independiente porteña.

Con esa filosofía llevada al extremo, destacan los minúsculos protagonistas de “Mi gran obra”, del español David Espinosa, que con sus dos centímetros de altura cuestionan el sentido de los grandes proyectos artísticos y sus elevados presupuestos.   La compañía circense Baro d’Evel, integrada por el dúo franco-catalán Camille Decourtye y Blai Mateu Trias, regresan a la esencia con “El vacío del otro” tras la compleja puesta en escena de “Bestias”, en la que caballos y aves compartieron escenario con acróbatas y bailarines en la última edición del festival Temporada Alta en su sede original, la ciudad española de Girona.

“La compañía está renovando el lenguaje circense, mezclándolo con música en directo y aproximándose a la danza”, describe Puig.   El trío de obras catalanas se completa con “Informe para una academia”, el debut del actor Ivan Benet en la dirección.   Su versión teatral del cuento homónimo de Franz Kafka aborda la vida de un simio africano que se humaniza y triunfa en el mundo del espectáculo.

“El sentido del humor de Kafka es desternillante”, dice Benet al diario Página 12, al tiempo que celebra la ironía del escritor checo por concebir un simio que sobrevive en un mundo de humanos y da una conferencia “cantándoles verdades como puños”.   La decisión de ampliar el festival porteño a obras latinoamericanas estaba ya tomada desde el año pasado, señala Puig, pero se concretó en esta edición con la participación de propuestas de México, Chile, Uruguay y Argentina.   Uno de los platos fuertes es “Está escrita en los campos”, una pieza de teatro documental sobre el narcotráfico de la compañía mexicana Lagartijas al Sol.