El Torito contagia con su variado repertorio en Pelícano Club

26_12_2019 HOY_JUEVES_261219_ ¡Alegría!5 C

Una noche navideña muy especial protagonizó el pasado domingo el cantante dominicano Héctor Acosta en Pelícano Club de Boca Chica.
En un escenario montado sobre el agua del mar Caribe, cientos de personas vivieron dos horas de merengue, bachata, balada y hasta ranchera en voz del artista nativo de Bonao, acompañado de su orquesta con un sonido sin desperdicios.
A las 10:15 de la noche arrancó Acosta a ritmo de los conocidos merengues “Quizás sí, quizás no”, “Menos que nada”, “Enamorado” y “Melina”.
“Gracias a ustedes por acompañarme en esta noche tan especial a orillas de la playa y celebrar juntos estas fiestas de Navidad, aunque a las Águilas les estén dando leña”, dijo el artista para provocar la risa del público, principalmente de los fanáticos del Licey.
Enseguida, el Torito marcó para interpretar un popurrí de merengues clásico como
“Soñar”, “El negro feliz”, “El negrito del batey”, “El pájaro chogüí” y “La agarradera”. El momento de homenaje a su colega fallecido, el merenguero Benny Sadel, una parte importante del repertorio de Héctor Acosta, llegó a las 11:00 de la noche con los éxitos “Alza tu copa”, “Vuelve” y “Maldita sea”.
Otro merengue clásico cantado por el Torito y que popularizara Jerry Legrand en los años 80 fue “Todo me gusta de ti”.
Para celebrar esta alegre época del año que une y enamora, el ganador del Gran Soberano entonó “Navidad pa’ la calle”.
“Bueno, vamos a bailar, a disfrutar esta noche tan hermosa que Dios nos ha regalado”, expresó el artista para entonar “A pasito lento” y entrar al set de bachatas con “No pude quitarte las espinas” y el súper éxito que le escribió el astro Romeo Santos, “Amorcito enfermito”.
La parte de rancheras fue con “Y”, “La media vuelta”, “El rey” y “Si nos dejan”. Y no faltó el merengue típico con “La chiflera”.