El tranque del PRD en Santo Domingo Oeste

Dary Terrero
Dary Terrero

De acuerdo a informaciones que he recibido, es evidente la indefinición en la candidatura para alcalde por la alianza PLD-PRD en Santo Domingo Oeste. Como es de todos conocidos, los términos generales del acuerdo entre el Presidente Danilo Medina y Miguel Vargas Maldonado, establece que, en el nivel municipal, en las localidades donde se encuentren alcaldes de uno o de otro partido, esta plaza la conservará para el partido que la ostente.

En Santo Domingo Oeste, para el alcalde Francis Peña, la baja valoración electoral que tiene, sumado a la insistencia de su padre Francisco Peña de ser alcalde una vez más, ha abierto la posibilidad de que otros dirigentes del PRD vean la oportunidad de ser los candidatos a alcaldes que sustente la alianza PLD-PRD. Tal es el caso de los experimentados dirigentes políticos Lic. Andrés Henríquez y del diputado, José Del Carmen González (Radhamés González).

Este último ha llamado la atención del Presidente del PRD Ing. Miguel Vargas Maldonado, en el sentido que para evitar futuras impugnaciones en los tribunales electorales y para mejorar un clima de unidad, propone que esta plaza se elija a través de primarias internas. Esta propuesta ha desatado un tranque, ya que el diputado González dice que no aceptará las pretensiones de algunos de imponer al ex alcalde Francisco Peña Tavares, solo por el único mérito de ser el padre del alcalde actual, amenazando con impugnar dicha decisión.

Otro elemento objeto del tranque es la petición por parte de Francisco Peña, como condición para aceptar la candidatura de alcalde, que su hijo, el  alcalde Francis Peña sea nombrado en el tren gubernamental, nada más y nada menos que en el servicio exterior dominicano con el cargo de cónsul. Esto debido a que, por su desaprobación actual en las encuestas, se ve imposibilitado de ser favorecido con cualquier otra posición electiva; ya que sería muy difícil salir favorecido con el voto de los votantes del municipio que ha dirigido por más de 5 años.

A todo esto se suma que varios dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana han asegurado que de ser Francisco Peña el candidato, se quedarán en sus casas, lo cual pone en riesgo los votos del Presidente Danilo Medina en esta demarcación. Y como si todo esto fuera poco, por otro lado, el diputado y precandidato a alcalde por el PLD, Lic. Miguel Espinal, pese a que el partido morado no se ha reservado esta alcaldía, insiste en que él será el candidato por SDO.

Otro elemento que crea la posible división interna del PRD en esta localidad es la posible salida del regidor actual Luis Ernesto Díaz Filpo, quien en los próximos días se juramentaría en las filas del PRM, ya que tiene la información de que ha sido dejado fuera del listado de los posibles regidores del PRD en la boleta de la alianza PLD-PRD.

Los nombres que figuran en la exclusiva lista son: José Miguel Puello, quien es el asistente del alcalde Francis Pena, quien estaría como cuota política y premio del alcalde por no ser un obstáculo para dicha alianza; la regidora actual Katherine Castillo, mujer de confianza del ex alcalde Francisco Peña Tavares, Arlett Almonte; y Cesar Guzmán. Este último del equipo del ex Diputado y hombre fuerte del PRD en SDO, el Lic. Andrés Henríquez

Frente a todas estas dificultades no ha sido posible la proclamación del alcalde por la alianza PLD-PRD en Santo Domingo Oeste. El Presidente del PRD, Ing. Miguel Vargas Maldonado, ha sido conminado por parte de los peledeístas, a evitar ruidos innecesarios que vayan a dar al traste con el debilitamiento de la alianza en este importante municipio. En el fin de semana pasado la oposición proclamo a José Dolores Andújar, por el PRM y quien fuera el candidato alcalde por el PLD en la elecciones congresales y municipales del año 2010.

Todo está llevando a que Salim Ibarra, Presidente de la Comisión Nacional Organizadora de la Convención del Partido Revolucionario Dominicano (PRD),  informó  este lunes que todas las candidaturas que presentará el partido blanco en las próximas elecciones serán resultado de un proceso convencional tal y como lo establece la Ley Electoral Dominicana.